A las cinco de la tarde

Cartelera A las cinco de la tarde1.Ficha técnica

Director: Samira Makhmalbaf.
Título original: Panj é asr.
Intérpretes: Agheleh Rezaie (Noqreh), Abdolgani Yousefrazi (Padre), Razi Mohebi (Poeta), Marzieh Amiri (Cuñada).
País: Irán-Francia.
Año: 2003.
Producción: Mohsen Makhmalbaf y SiamakAlagheband para Bac Films, Makhmalbaf Productions y Wild Bunch Guión: Samira Makhmalbaf y Mohsen Makhmalbaf.
Música: Mohamad Reza Darvishi.
Fotografía: Ebrahim Ghafori.
Montaje: Mohsen Makhmalbaf
Duración: 105 minutos.
Género: Drama.

2.Sinopsis

Tras el régimen Talibán en Afganistán, se reabrieron las escuelas para mujeres. Esta película explora las dicotomías que se producen en el corazón de Afganistán. Nogreh, está decidida a disfrutar las nuevas libertades que ha traído el cambio de régimen. Se ha matriculado en una escuela para chicas pero debe ocultárselo a su estricto padre. Tiene la ambición de convertirse en la primera mujer presidente de Afganistán. El contraste entre las intenciones de Nogreh y las oportunidades que tienen las mujeres como ella es crudo.

3.¿Porqué “A las cinco de la tarde” es una película vocacional? Apuntes para el animador

A las cinco de la tarde es una de esas películas intimistas, casi un documental, que se contemplan como pura poesía.  Pero también es algo que no gusta a todos, sobre todo por ser demasiado lenta en algunos momentos. No obstante, de la mano de Samira Makhmalbaf nos acercamos a una historia bonita en sí y con un guión muy sencillo. Desde un punto de vista vocacional vamos a descubrir el lado del fracaso y la dificultad para llevar a cabo un sueño.

Porque de lo que lo que nos habla A las cinco de la tarde es de un sueño, el sueño imposible de Nogreh por llegar a ser la primera presidenta de Afganistán. La situación con la que se encuentra el espectador es la Afganistán post-talibán después de la invasión norteamericana. El país se encuentra destruido, la gente vive en las ruinas de los edificios, por todas partes hay desplazados y la “liberación” que han venido a traer los norteamericanos no es tan evidente.  A pesar de los cambios y la apertura cultural, son muchos todavía los aferrados a la tradición, sobre todo en una cultura que somete y humilla a la mujer negándole algunos derechos fundamentales. Las mujeres no han descubierto del todo su libertad. Baste prestar atención, por ejemplo, a los pasajes que se estudian en la escuela coránica.

Con un padre aferrado a esa tradición y que se opone a que las mujeres vayan a la escuela, vive Nogreh, una joven mujer que se escapa de su tutela para poder ir a clase con sus zapatos blancos y con la cara descubierta. Esos zapatos tienen un gran protagonismo como símbolo del espíritu progresista en innovador de Nogreh. Sin embargo, vive también con su cuñada que no sabe nada de su marido y que no puede alimentar a su bebé. Ella tiene otra manera de ser, siempre pasiva, esperando que la solución de a sus problemas venga de los demás y casi condenada al fatalismo.

Ante la pregunta de una profesora sobre las inclinaciones vocacionales de las alumnas, Nogreh expresa su deseo de ser presidenta de Afganistán, algo imposible en un país musulmán según comentan  algunas de sus compañeras. Sin embargo Nogreh se inspira en el ejemplo de Benazir Buto, presidenta  de Pakistán, hasta tal punto que cree que la clave para ver hecho realidad su sueño es conocer sus discursos, lo que dijo para que la gente la votara.

Nogreh se encontrará con un poeta que cree verdaderamente en sus posibilidades, de tal modo que le hace una larga serie de fotos para su cartel electoral, y cuando ella se desanima porque no sabe hablar en público, será él quien la anime y le recuerde que tiene que practicar mucho, como han hecho también los políticos.

Será también el poeta quien le regale unos versos del Llanto por Ignacio Sánchez Mejías de Federico García Lorca:

¡Ay qué terribles cinco de la tarde!
¡Eran las cinco en todos los relojes!
¡Eran las cinco en sombra de la tarde!

Parece que estos versos, que dan título a la película, nos dan también la clave interpretativa de la misma. Ellos abren y cierran el film. Son versos que nos hablan de muerte, una muerte siempre presente a lo largo de la película, una muerte que se anuncia repetitiva y machaconamente. Y aunque el poeta se equivoca diciendo que se refieren a la muerte del toro, sabemos que son una elegía a un torero muerto. Por eso nos preguntamos ¿quién es el toro que mata? “Es el toro de la guerra, el mismo toro asesino y malvado que pace a sus anchas en los valles y las montañas de Afganistán desde hace más de un siglo. Un toro encarnado, antes y ahora, por las potencias colonialistas que utilizan este enclave geográfico como el tablero del Gran Juego geoestratégico, un toro encarnado también por la fanática locura integrista y un toro encarnado, finalmente, por los sempiternos señores de la guerra que dominan las distintas facciones que perviven en aquellas lares desde la antigüedad”. (Tomado de miradas de cine).

La última escena es demoledora y se presenta como el clímax al que nos lleva todo el film. Parece que los versos de García Lorca fueran una elegía a la muerte del niño que simboliza el pueblo afgano, pero también a la muerte de Norah y sus sueños de ser presidenta. En definitiva el “toro” también acaba con ella “a las cinco de tarde”.

¿Por qué creemos que A las cinco de la tarde es una película vocacional? En ella encontramos algunos elementos “típicamente vocacionales”. En primer lugar el sueño, el deseo, incluso la “vocación” de Nogreh por llegar a ser presidenta; además, se inspira en un modelo como es Benazir Buto (un “modelo vocacional”); incluso Nogreh supera muchas dificultades (la vigilancia de su padre, los prejuicios culturales…) y cuenta con el apoyo de un amigo. Sin embargo y a pesar de todo esto, esta no es una película que termine bien. Es una película que en cierto modo es frustrante (¿una vocación frustrada?). Porque la realidad de Afganistán que nos muestra es así. La realidad es cruda. Ante su sueño “la realidad” cultural, política y social se termina imponiendo y Nogreh nunca llegará a ser presidenta.

No obstante el valor vocacional fundamental que descubrimos es el del sacrifico personal de la protagonista. Dada las circunstancias, su sueño estaba condenado al fracaso. Pero su sueño la convierte en profeta. Nogreh es de las que abren el camino y lo prepara para que lo puedan utilizar otros detrás de ella. Una compañera de clase que tenía el mismo sueño muere en una explosión y Nogreh deja una ciudad en la que pareciera que “Dios se hubiera vuelto profano”. A pesar de su fracaso, sin saberlo y sin quererlo, ella sacrifica su sueño, pero ha dejado la semilla invisible de un cambio. Quizá otra lo haga realidad.

En este enlace se puede encontrar una interpretación cristiana de la última escena de la película

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo es la situación de Afganistán en general y de las mujeres en particular?
  • ¿Cómo describirías la personalidad de Nogreh? ¿Qué la diferencia de su cuñada?
  • Nogreh tiene un sueño, ¿cuáles son los apoyos y las amenazas que encuentra para que se haga realidad?
  • ¿Finalmente, la vida de Nogreh está condenada al fracaso?
  • Sabiendo que el título de la película proviene de unos versos de García Lorca, ¿cuál es el mensaje que ha querido transmitirnos la directora iraní Samira Makhmalbaf? ¿Lo ha conseguido?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué sensaciones provoca en ti la situación de las mujeres en Afganistán que se nos presenta en la película?
  • ¿Cuál es el sueño de tu vida? ¿Cuáles son los apoyos y las amenazas que encuentras?
  • ¿Cómo vives y afrontas los fracasos de tu vida?
  • ¿Qué estás dispuesto a sacrificar de tu vida en beneficio de otros?
  • ¿Qué crees que te dice Dios con esta película?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo.
  • Los portadores de sueños
En todas las profecías
está escrita la destrucción del mundo.
Todas las profecías cuentan
que el hombre creará su propia destrucción.
Pero los siglos y la vida
que siempre se renueva
engendraron también una generación
de amadores y soñadores,
hombres y mujeres que no soñaron
con la destrucción del mundo,
sino con la construcción del mundo
de las mariposas y los ruiseñores.
Desde pequeños venían marcados por el amor.
Detrás de su apariencia cotidiana.
Guardaban la ternura y el sol de medianoche.
Las madres los encontraban llorando
por un pájaro muerto
y más tarde también los encontraron a muchos
muertos como pájaros.
Estos seres cohabitaron con mujeres traslúcidas
y las dejaron preñadas de miel y de hijos verdecidos
por un invierno de caricias.
Así fue como proliferaron en el mundo los portadores sueños,
atacados ferozmente por los portadores
de profecías habladoras de catástrofes.
los llamaron ilusos, románticos, pensadores de utopías
dijeron que sus palabras eran viejas
y, en efecto, lo eran porque la memoria del paraíso es antigua
en el corazón del hombre.
Los acumuladores de riquezas les temían
lanzaban sus ejércitos contra ellos,
pero los portadores de sueños todas las noches
hacían el amor
y seguía brotando su semilla del vientre de ellas
que no sólo portaban sueños sino que los
multiplicaban
y los hacían correr y hablar.
De esta forma el mundo engendró de nuevo su vida
como también había engendrado
a los que inventaron la manera
de apagar el sol.
Los portadores de sueños sobrevivieron a los climas gélidos
pero en los climas cálidos casi parecían brotar por
generación espontánea.
Quizá las palmeras, los cielos azules, las lluvias torrenciales
tuvieron algo que ver con esto.
La verdad es que como laboriosas hormiguitas
estos especímenes no dejaban de soñar y de construir
hermosos mundos,
mundos de hermanos, de hombres y mujeres que se
llamaban compañeros,
que se enseñaban unos a otros a leer, se consolaban
en las muertes,
se curaban y cuidaban entre ellos, se querían, se ayudaban
en el arte de querer y en la defensa de la felicidad.
Eran felices en su mundo de azúcar y de viento
de todas partes venían a impregnarse de su aliento
de sus claras miradas
hacia todas partes salían los que habían conocido
portando sueños
soñando con profecías nuevas
que hablaban de tiempos de mariposas y ruiseñores
y de que el mundo no tendría que terminar en la hecatombe.
Por el contrario, los científicos diseñarían
puentes, jardines, juguetes sorprendentes
para hacer más gozosa la felicidad del hombre.
Son peligrosos
-imprimían las grandes rotativas
Son peligrosos
-decían los presidentes en sus discursos
Son peligrosos
-murmuraban los artífices de la guerra.
Hay que destruirlos
-imprimían las grandes rotativas
Hay que destruirlos
-decían los presidentes en sus discursos
Hay que destruirlos
-murmuraban los artífices de la guerra.
Los portadores de sueños conocían su poder
por eso no se extrañaban
también sabían que la vida los había engendrado
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías
y por eso defendían su vida aún con la muerte.
Por eso cultivaban jardines de sueños
y los exportaban con grandes lazos de colores.
Los profetas de la oscuridad se pasaban noches
y días enteros
vigilando los pasajes y los caminos
buscando estos peligrosos cargamentos
que nunca lograban atrapar
porque el que no tiene ojos para soñar
no ve los sueños ni de día, ni de noche.
Y en el mundo se ha desatado un gran tráfico de sueños
que no pueden detener los traficantes de la muerte;
por doquier hay paquetes con grandes lazos
que sólo esta nueva raza de hombres puede ver
la semilla de estos sueños no se puede detectar
porque va envuelta en rojos corazones
en amplios vestidos de maternidad
donde piesecitos soñadores alborotan los vientres
que los albergan.
Dicen que la tierra después de parirlos
desencadenó un cielo de arcoiris
y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.
Nosotros sólo sabemos que los hemos visto
sabemos que la vida los engendró
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías.
(Gioconda Belli)
  • Momento para releer el poema y hacer resonar los ecos de las frases que sean más significativas.
  • Palabra de Dios: Jn 12, 24-28
  • Momento de silencio para la meditación de la Palabra de Dios a partir de lo reflexionado sobre la película.
  • SOÑAR, SEÑOR, SOÑAR!
Hazme soñar… ¡Soñar, Señor, soñar!…
¡Hace tiempo que no sueño!
Soñé que iba una vez -cuando era niño todavía,
al comienzo del mundo-
en un caballo desbocado por el viento,
soñé que cabalgaba, desbocado, en el viento…
que era yo mismo el viento…
Señor, hazme otra vez soñar que soy el viento,
el viento bajo la Luz, el viento traspasado por la Luz,
el viento deshecho por la luz,
el viento fundido por la luz,
el viento.., hecho Luz…
Señor, hazme soñar que soy la Luz…
que soy Tú mismo, parte de mí mismo…
y guárdame, guárdame dormido,
soñando, eternamente soñando
que soy un rayito de Luz de tu costado.
(León Felipe)
  • JESÚS
¡Señor Jesús!
Mi Fuerza y mi Fracaso
eres Tú.
Mi Herencia y mi Pobreza.
Tú, mi Justicia,
Jesús.
Mi Guerra
y mi Paz.
¡Mi libre Libertad!
Mi Muerte y Vida,
Tú,
Palabra de mis gritos,
Silencio de mi espera,
Testigo de mis sueños.
¡Cruz de mi cruz!
Causa de mi Amargura,
Perdón de mi egoísmo,
Crimen de mi proceso,
Juez de mi pobre llanto,
Razón de mi esperanza,
¡Tú!
Mi Tierra Prometida
eres Tú…
La Pascua de mi Pascua.
¡Nuestra Gloria por siempre
Señor Jesús!
(Pedro Casaldáliga)
  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador Arquero)

Aquí puedes ver el trailer de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply