Amelie

Amelie, 10.0 out of 10 based on 1 rating

 

1.Ficha técnica

Dirección: Jean-Pierre Jeunet
Título original: Le fabuleux destin d’Amelie Poulin
Año: 2001
Países: Francia / Alemania
Duración: 120 min
Interpretación: Audrey Tautou (Amelie Poulain), Mathieu Kassovitz (Nino Quincampoix), Rufus (Raphaël Poulain), Yolande Moreau (Madeleine Wallace), Artus de Penguern (Hipolito), Urbain Cancelier (Collignon), Maurice Bénichou (Dominique Bretodeau), Dominique Pinon (Joseph), Claude Perron (Eva)
Guión: Jean-Pierre Jeunet y Guillaume Laurant
Producción: Claudie Ossard
Música: Yann Tiersen
Fotografía: Bruno Delbonnel
Montaje: Hervé Schneid
Diseño de producción: Aline Bonetto
Dirección artística: Volker Schäfer
Vestuario: Madeline Fontaine

2.Sinopsis

Amelie (Audrey Tautou) es una persona que se ha creado su propia vida. Nacida en un entorno hostil a la felicidad, ha suplido faltas de cariño y de abundancia con una imaginación desbordante que convierte su existencia en una fábula, de encuentros y desencuentros, en la que ella se asigna el papel del hada buena, la que facilita las vidas de los demás con un toque de varita mágica. Pero un hada humana al fin y al cabo que se dará cuenta de que también ella necesita de sus poderes.

3.¿Porqué “Amélie” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

El film de Jean-Pierr Jeunet es realmente sorprendente. Amélie es una película dulce, un cuento que nos hace disfrutar ante la pantalla. Se la ha definido como barroca, cómica, surrealista, romántica, naif… todos estos adjetivos caben y aún se pueden añadir más. Y es que “Le fabuleux destin d’Amelie Poulin” hechiza el corazón del espectador por un montón de razones, entre las que destacamos la propuesta de una manera de vivir y de servir que nos pueden ayudar a una reflexión vocacional.

El pasado de Amélie que se nos narra en off durante los diez primeros minutos con colores, tomas y movimientos de cámara más propios de un video clip, nos sirve para presentarnos al personaje: una joven camarera aniñada y tímida que ha crecido encerrada en su soledad y falta de afecto que le ha llevado a refugiarse en su mundo de imaginación desbordada. Efectivamente, se puede decir que la realidad a través de los ojos de Amélie es como si fuera un comic. Sin embargo, un aspecto merece la pena de ser resaltado: Amélie tiene el gusto por las cosas pequeñas de la vida.

Será precisamente una cosa pequeña, el descubrimiento de caja con juguetes escondida por el niño que habitó en su casa, lo que va a ser el principio del cambio. Saldrá de sí misma para buscar al propietario y a partir de ahí se decide a ayudar a toda la humanidad, hacer felices a los demás. “De pronto, a los 22 años, Amelie descubre su misión en el mundo: enderezar la vida de los demás. De este modo, se beneficiarán de sus alucinantes iniciativas la llorona y alcohólica portera de su edificio, una estanquera hipocondríaca, un celoso patológico, un frágil anciano que pinta una y otra vez el mismo cuadro de Renoir, un pacífico dependiente despreciado por su patrón, y finalmente Nino, la media naranja de Amelie: un joven que malvive trabajando en un túnel de terror y una sex-shop, y cuya obsesión es tomar las fotos que yacen rotas al pie de los fotomatones para descubrir así la identidad de un hombre que aparece en muchas de ellas” (tomado de bloggermanía).

Curiosamente ese día coincide con la muerte en París de Lady Di, la reina de corazones, como si Amélie estuviese llamada a sustituirla en su misión filantrópica. Y así será en verdad, Amélie se dedicará a ayudar a esa serie de personajes a superar sus traumas de manera anónima y silenciosa, como si fuera su hada buena o su ángel de la guarda. Conviene resaltar las “rarezas” del vecindario, como si al director le hubieran interesado más las personas marginales y extrañas antes que “las personas normales”. En su gran imaginación ella llega a “ver”  en la televisión un reportaje de su propia muerte, definida como heroína que luchó contra el molino de las miserias humanas. Quizá se trataba del entierro de Lady Di.

Sin embargo este salir de sí misma la va a hacer vulnerable y considerar la posibilidad del romance, algo que había olvidado. Efectivamente Nino, que ha recibido de Amélie la ayuda para resolver el misterio de una foto repetida en muchas ocasiones, la ayudará a su ver a salir de ese mundo de ilusiones. Al enamorarla le hará ver que ella es como las demás, que también necesita ser ayudada, que también necesita afecto y cariño.

En este sentido, uno de los elementos más interesantes lo constituyen los diálogos que Amélie tiene con su vecino, “el hombre de cristal”. La chica del cuadro, la que le cuesta pintar, se convertirá en la personificación de Amélie. Habla de ella por no hablar de sí misma. Y con el pretexto de estas discusión será “el hombre de cristal”, el que tiene miedo a romperse, quien le echa en cara que ante su amor hacia Nino ella no se atreve a dar el paso, que le gustan las estratagemas, que duda de si podrá soportar los golpes de la vida. Finalmente le dice que ha llegado el momento de arriesgarse. Y Amélie se arriesgará.

Amélie” es un juego alegórico sobre las necesidades afectivas y sociales de unos seres marginales y marginados, quizá por su condición o por su condición de querer ser diferentes. En este sentido encontramos interesantes valores vocacionales como el querer ayudar y servir a los demás a través de los pequeños detalles de la vida, la opción por los pobres (los “raros”, los marginados de la sociedad), la necesidad de afecto y de salir de sí mismo, dejarse ayudar… Se puede concluir diciendo que “Amélie” representa la inocencia, la poesía y la solidaridad, frente a la sofisticación, la vulgaridad y el egoísmo de la cultura actual.

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar.

  • ¿Cómo definirías a Amélie? ¿Cuáles son sus cualidades y sus defectos?
  • ¿Qué misión descubre en su vida? ¿Quién se beneficia de ella? ¿Qué estratagemas utilizar para llevar a cabo su misión con las diversas personas?
  • ¿Qué relación se puede establecer entre Lady Di y Amélie?
  • ¿Qué papel juegan los sentimientos, los afectos, en la película?
  • ¿Cuál es la ayuda que recibe Amélie? ¿Quién la ayuda?

4.2.Nos interpela

  • ¿En qué sentido te sientes identificado con Amélie, encerrado en ti mismo?
  • ¿Cómo expresas los sentimientos en tu vida?
  • ¿Cómo te relaciones con los “raros”, marginados, necesitados, de la sociedad?
  • ¿Has encontrado la misión, el sentido de tu vida? ¿A qué la vas a consagrar?
  • ¿Cuáles son los pequeños detalles de la vida con los que puedes ayudar a los que viven en torno a ti?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo.
  • Oración: NO TIENES MANOS
Jesús, no tienes manos.
Tienes sólo nuestras manos
para construir un mundo donde reine la justicia.
Jesús, no tienes pies.
Tienes sólo nuestros pies
para poner en marcha la libertad y el amor.
Jesús, no tienes labios.
Tienes sólo nuestros labios
para anunciar al mundo la Buena Noticia de los pobres.
Jesús, no tienes medios.
Tienes sólo nuestra acción
para lograr que todos seamos hermanos.
Jesús, nosotros somos tu Evangelio,
el único Evangelio que la gente puede leer,
si nuestras vidas son obras y palabras eficaces.
Jesús, danos tu amor y tu fuerza
para proseguir tu causa
y darte a conocer a todos cuantos podamos.
  • Poema: NO TE VI.
No te vi ayer cuando pasaste.
Tus ojos tristes no me avisaron.
Pensé, está cansada.
Tu palabra temblaba
pero no oí el lamento
ni el desgarro
¿Había surcos recientes en tus mejillas?
No puedo decirlo
Quisiera haberte llamado, ven, hablemos,
aquí me tienes siempre.
Pero no dije nada.
Y ahora YA NO ESTÁS.

(Tomado de www.pastoralsj.org)

  • Palabra de Dios Flp 2, 1-11
  • Momento de silencio para meditar la palabra de Dios a la luz de lo reflexionado sobre la película. También se puede compartir en voz alta.
  • Oración: ESTA ES LA ORACIÓN QUE TE DIRIJO
Esta es la oración que te dirijo, Señor:
Sacude, sacude las paupérrimas raíces de mi corazón.
Dame fuerza para llevar con garbo
mis alegrías y mis tristezas.
Dame fuerza para que mis amores
fructifiquen en servicio.
Dame fuerza para no abandonar al pobre
y para no doblar mi rodilla
ante ningún poder insolente.
Dame fuerza para elevar mi mente
por encima de las trivialidades de cada día.
Y dame fuerza para rendir mi fuerza
a tu voluntad, con amor.

(R.Tagore)

  • Intercesión: DAME UN CORAZÓN
Señor Jesús
Mientras peregrino navegando
Sobre turbulentas aguas de mi vida
Dame la alegría de tener como brújula
Un corazón que me lleve hacia el puerto del amor
Dame un corazón de POBRE
Capaz de amar, para abrirse y entregarse.
Dame un corazón PACIENTE
Capaz de amar, viviendo esperanzado
Dame un corazón PACIFICO
Capaz de amar, sembrando la paz en el mundo.
Dame un corazón JUSTO
Capaz de amar, juzgándose por la justicia
Dame un corazón MISERICORDIOSO
Capaz de amar, comprendiendo y perdonando
Dame un corazón SENSIBLE
Capaz de amar, llorando sin desalientos
Dame un corazón PURO
Capaz de amar, descubriendo a Dios en el hombre
Dame un corazón FUERTE
Capaz de amar, siendo fiel hasta la muerte
Dame un corazón EVANGELICO
Capaz de amar.

(Tomado de www.superarlaviolencia.org)

  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador)

Puedes ver aquí el trailer de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply