Bajo las estrellas

1.Ficha técnica

Dirección: Félix Viscarret.
País: España.
Año: 2007.
Duración: 108 min.
Género: Drama.
Interpretación: Alberto San Juan (Benito Lacunza), Emma Suárez (Nines), Julián Villagrán (Lalo), Violeta Rodríguez (Ainara), Luz Valdenebro (Pauli), Amparo Valle (tía Encarna).
Guión: Félix Viscarret; basado en la novela “El trompetista del Utopía” de Fernando Aramburu.
Producción ejecutiva: Cristina Huete.
Música: Mikel Salas.
Fotografía: Álvaro Gutiérrez.
Montaje: Ángel Hernández Zoido.
Dirección artística: Gustavo Ramírez.
Vestuario: Laura Renau.

2.Sinopsis

Cuando Benito Lacunza (Alberto San Juan) –camarero holgazán aspirante a músico de jazz– tiene que volver por unos días a Estella, su pueblo natal, descubre con sorpresa que su hermano Lalo (Julián Villagrán), un santurrón aficionado a hacer esculturas con chatarra, se ha echado novia. Benito la conoce de sus juergas adolescentes: es Nines (Emma Suárez), una madre soltera castigada por la vida. Benito se propone impedir que Lalo caiga en semejante trampa, pero sus planes se derrumban cuando conoce a la hija de Nines, Ainara (Violeta Rodríguez), una niña introvertida, rebelde y fumadora precoz, con quien Benito entabla una insólita amistad.

3.¿Porqué “Bajo las estrellas” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

Nos encontramos ante la ópera prima de Felix Viscarret, una obra que nos ofrece muchos elementos vocacionales para tratar con un amplio público. Y como él mismo nos dice: “Con esta película nos embarcamos en la aventura de un antihéroe que vuelve casi como un forastero a su pueblo en Navarra, y en su reencuentro con unos personajes a la deriva, una especie de náufragos a los que la vida les ha dejado en lugares de paso”. Diríamos que, de una manera o de otra, se trata de desahuciados de la sociedad, que se encuentran solos y bajo las estrellas.

En esta misma línea nos explica Blanca Vázquez: “Reunidos bajo las estrellas se encuentran, tropiezan y descubren como amigos unos seres vapuleados por la vida, cínicos, descreídos y atrapados por más de un vicio, el que puedan, el alcohol o la bondad mismamente”.

Este grupo lo forman Benito y su hermano Lalo, Nives (la novia de Lalo) y Ainara (hija de Nines), aunque es en torno a Benito que gira el guión. Pero ¿quién es Benito? Benito es “un trompetista que, en esa búsqueda de su destino, escapó de esos valles y gentes en un intento de triunfar en la metrópoli. Y allí se rebautizó, artística y simbólicamente, como Benny Lacun. Pero el talento, o la suerte, no eran los aliados de este “gran” Benny Lacun, en realidad un don nadie, un fracasado, un cafre y un borracho. Incapaz de derramar una lágrima, ni por su agonizante padre en el lecho de muerte. Cuestión de egoísmo, o de traumas que se remontan a la infancia. Y Benito, niño grande, a punto para hallar su camino” (Tomado de cineahora).

Benito, ante la inminente muerte de su padre, regresa a Estella como si fuera el hijo pródigo, desengañado de la vida. A veces estos viajes se convierten en una oportunidad para encontrarse consigo mismo y con los demás. En su horfandad Benito decidirá por primera vez en su vida tomar las riendas para ayudar, al menos a su estilo, a todas las personas a las que quiere. Y curiosamente esto le salvará a él mismo.
Lo realmente llamativo es que esta redención viene de una niña introvertida, rebelde y fumadora precoz como es Ainara. Es una niña que no se entiende con su madre porque ha crecido en un ambiente falto de afecto. La relación paterno-filial entre ellos les hará cambiar. Ainara encontrará el padre que nunca tuvo y el cuidado que no le da su madre. Y Benito sentirá una invitación a ser más serio, más responsable. Él mismo terminará por reconocer que necesita la “puerquita”. Ainara también será redimida.

Con su estilo particular, Benito también ayudará a su hermano Lolo, el “hierros”, a encontrarse consigo mismo y a dejar la bebida. Pero no lo consigue del todo porque Lolo es inseguro, sensible y quebradizo. Y es que los dos hermanos son diferentes, pero los dos son inadaptados.

Julio Rodríguez Chico nos ha descrito maravillosamente la relación entre los dos hermanos: “de alguna manera, la pareja de hermanos refleja el realismo e idealismo con que se puede afrontar la vida, y mientras que Benito vive el presente y resuelve sobre la marcha y sin disquisiciones los contratiempos que surgen –no siempre con acierto–, Lalo “se come la cabeza” con reflexiones como «yo soy yo… y la gente que quiero» o se plantea la moralidad de los actos y la necesidad de reparar el daño cometido, todo sin presunción ni artificio. Son las dos caras de la vida, Sancho y Quijote, que necesitarán fundirse fraternalmente hasta el sacrificio y el holocausto para renacer después a una nueva vida. Sólo así se entiende la escena en la que metafóricamente Benito “entierra” su trompeta y su vida pasada, para decidirse a asumir unas responsabilidades y aprovechar esa segunda oportunidad. Sus encuentros con Benito y la manera en que éste se introduce en su mundo son quizá los mejores momentos de la película, con una amistad sutil y creíble que va cogiendo cuerpo hasta redimirse mutuamente. Largometraje entrañable de personajes un tanto estrafalarios y perdidos, necesitados de que alguien les eche una mano en su deambular por la vida, pero a la vez con toda la fuerza de un corazón capaz de responder ante una segunda oportunidad”.

En el guión está más desdibujada la historia de Nines. Pero también ella recibe en su vida el “efecto Benito” y con él una oportunidad de redención en su vida.

“Bajo las estrellas” es una fábula de perdedores como lo somos todos. Todos somos también antihéroes que huyen de sus orígenes buscando un sentido a la vida, un porqué y un paraqué. Curiosamente el regreso a la casa del padre, le da a Benito una segunda oportunidad. Esta película es por ello un canto a la segunda oportunidad que todos merecemos para reconducir nuestras vidas que están a veces a la deriva.

Los valores vocacionales que encontramos en “Bajo las estrellas” giran en torno a la idea de conversión, de redención y amor mutuos, de la necesidad de los demás para salir de nuestros pozos personales

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo definirías a Benito?
  • ¿Qué tienen en común los cuatro personajes principales?
  • ¿Qué relación va entretejiendo Benito con Lolo, Ainara y Nines? ¿Cómo les va cambiando esta relación?
  • En el conjunto de la película, ¿qué significa la escena en la que Benito mete la trompeta y la gorra en el ataúd de su hermano?
  • ¿Porqué el director ha titulado la cinta “Bajo las estrellas?
  • ¿Cuál es el mensaje que el director ha querido transmitir?

4.2.Nos interpela

  • ¿En qué sentido eres un antihéroe como Benito?
  • ¿Dónde, en qué circunstancias, buscas “ser alguien”? ¿Lo consigues?
  • ¿Qué experiencias tienes de sentirte redimido, de tener una segunda oportunidad en la vida?
  • ¿Quiénes son los “náufragos de la vida” que viven en torno a ti? ¿Qué puedes hacer por ellos?
  • ¿Qué aspectos de tu vida tienes que enterrar?
  • ¿Cuál es el mensaje de Dios que te llega a través de esta película?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo
  • YO NO LLAMO A LOS BUENOS

Dice el Señor:
Yo no llamo a los buenos.
Yo llamo a los malos.
Los buenos ya tienen bastante
con su bondad.
Tienen virtudes,
valores,
méritos,
un historial de compromiso
escrito en un libro de oro.
¿Para qué me quieren a mí?

Yo sólo puedo dar algo
a los malos.
A los que siguen haciendo
pecados después de haber prometido
mil veces
que van a ser buenos.

Yo les ofrezco el desierto,
una tienda
y mi compañía.

Es todo lo que tengo.
Les doy todo lo mío.
Para los buenos no me llega.
Y Jesús se sube a un árbol
de la plaza mayor
y grita:
¡Las prostitutas estarán delante de vosotros
en el cielo!
(Patxi Loidi)

  • Un poco de sosiego

¿Porqué, Señor,
me resulta tan difícil
tener mi corazón en sintonía con el tuyo?
¿Porqué, Señor,
mi mente se dispersa en mil direcciones?
¿Porqué, Señor,
mi corazón desea cosas que me descentran?
Hazme sentir tu presencia
en medio de las mil ocupaciones de la vida.
Mi cuerpo cansando,
mi mente confusa,
mi espíritu inquieto:
tómalos en tus manos
y dame un poco de paz y sosiego,
un poco de sosiego, Señor.
(Henri J.M.Nouwen)

  • Palabra de Dios: Lc 15, 11-32
  • Momento para la reflexión personal. Se puede también compartir lo meditado a la luz de la reflexión en torno a la película.
  • Una cita

“Los santos no «han caído del cielo».
Son hombres como nosotros, con problemas complicados.
La santidad no consiste en no equivocarse o no pecar nunca.
La santidad crece con la capacidad de conversión,
de arrepentimiento, de disponibilidad para volver a comenzar,
y sobre todo con la capacidad de reconciliación y de perdón”.
(Benedicto XVI)

  • Oración al buen pastor

¿Dónde pastoreas, pastor bueno,
tú que cargas sobre tus hombros a toda la grey?,
(toda la humanidad que cargaste sobre tus hombros
es, en efecto, como una sola oveja).
Muéstrame el lugar de reposo,
guíame hasta el pasto nutritivo,
llámame por mi nombre para que yo,
oveja tuya, escuche tu voz,
y tu voz me dé la vida eterna:
avísame, Amor de mi alma, dónde pastoreas.
Enséñame, pues, dónde pastoreas,
para que pueda hallar los pastos saludables
y saciarme del alimento celestial,
que es necesario comer para entrar en la vida eterna;
para que pueda asimismo acudir a la fuente
y aplicar mis labios a la bebida divina que tú,
como de una fuente,
proporcionas a los sedientos
con el agua que brota de tu costado,
venero de agua que brota de tu costado,
venero de agua abierto por la lanza,
que se convierte para todos los que de ella beben
en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.
(San Gregorio de Nisa)

  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comenador)

Aquí puedes ver el vídeo de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply