El camino de San Diego

1.Ficha técnica

Dirección y guión: Carlos Sorin.
Países:
Argentina y España.
Año: 2006.
Duración: 98 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Ignacio Benítez (Tati Benítez), Carlos Wagner La Bella (Waguinho), Paola Rotela (mujer de Tati), Silvina Fontelles (Matilde), Miguel González Colman (Silva), José Armónico (Gauna), Toti Rivas (el Tolo), Marisol Córdoba (mujer del Tolo), Otto Mosdien (Otto), Claudio Uassouf (cura), Pascual Condito (Pascual).
Producción: Oscar Kramer y Hugo Sigman.
Música: Nicolás Sorin.
Fotografía:
Hugo Colace.
Montaje: Mohamed Rajid.
Dirección artística: Margarita Jusid y Carina Lujan.

2.Sinopsis

Tati, un joven de la provincia de Misiones, es un fan loco de Maradona, como la mayoría de los argentinos. A pesar de haber perdido su trabajo y de que su situación económica sea dramática, Tati no pierde su espíritu jovial. Cuando la televisión informa del internamiento de Maradona en la Clínica Suizo Argentina de Buenos Aires por un problema cardíaco, Tati decide viajar a la capital para hacerle entrega personalmente de una talla esculpida en madera. Atraviesa el monte a pie cargando la escultura envuelta en papel de diario y un bolso con otras tallas que espera vender. Una vez en la ruta, conoce a Warguinho, comenzando así su periplo, rico en sorpresas y encuentros. ¿Logrará entregar la escultura a su ídolo? (FILMAFFINITY)

3.¿Porqué “El camino de San Diego” es una película vocacional? Apuntes para el animador

Este film de Carlos Sorín (de quien ya hemos comentado Bombón, el perro) es una comedia con trasfondo de drama, que nos aportará algunos elementos vocacionales para dirigir nuestra reflexión y debate en un grupo vocacional. El camino de San Diego es una historia ficticia ambientada en un hecho histórico: el ingreso de Maradona en un hospital, en 2004 a consecuencia de una crisis cardíaca, y todo el revuelo social que se originó en Argentina.

El comienzo de la película tiene formato de documental en el que los amigos de Tati Benítez nos hacen una descripción de él y hablan de sus virtudes. Así, se nos presenta la historia de Tati, un joven y pobre hachero enamorado de Maradona. Después de haberse quedado sin trabajo, un día descubre en una raíz de timbó la imagen del ídolo argentino. ¿Realmente la imagen de Maradona está ahí? No será evidente para todos los que la vean. Quizá porque hace falta un poco de fe. No obstante, a partir de ese momento Tati se preguntará varias veces si fue por casualidad o si estaba destinado a encontrar esa raíz. Volveremos sobre ello.

El caso es que Tati se decide a viajar hasta Buenos Aires para llevársela personalmente (la idea de la entrega personal es fundamental) a Maradona que está convaleciente en un hospital. Como una auténtica road movie, en este viaje encontrará gente de todo tipo, quienes le animan y quienes se mofan; unas veces ridiculizado y vilipendiado y otras envidiado y  admirado. Pero él nunca va a dejar de lado su sueño.

Admiramos en Tati su pasión por Maradona, una pasión que roza la idolatría (una idolatría real para muchos argentinos que refleja el mismo título “San Diego”). Por esa pasión se arriesga a viajar hasta la capital para ofrecerle un regalo a su ídolo. Este aspecto de la ofrenda no tiene que pasar desapercibido. En un momento dado hay alguien que estará dispuesto a pagarle una gran cantidad de dinero para quedarse con la escultura-raíz, pero él lo rechaza. Lo que tiene y lo que quiere ofrecer vale mucho más que el dinero.

Hay también otro elemento que tiene carácter vocacional. Encontrarse con esa raíz ¿era su destino o fue casualidad? El primer sacerdote con el que habla más bien le dice que fue por casualidad. Más tarde, cuando habla con otro sacerdote en el autobús, él le dice: “vos tendrías muchas ganas de encontrarla. Cuando uno quiere algo bueno, Dios le concede lo que pide”. Es el deseo quien hace que algunas cosas ocurran. Es cierto que en algunas corrientes espirituales los deseos son vistos como algo negativo. Pero traemos aquí tres pensamientos que nos ayudarán quizás a entender de otra manera el impulso que puede aportar para la vida espiritual tener un buen deseo:

  • Estoy muy lejos de practicar lo que entiendo tan bien, pero el simple deseo que tengo de hacerlo me da paz (Teresita de Lisieux)
  • En lugar de desanimarme, me he dicho a mí misma: Dios no puede inspirar deseos irrealizables; por lo tanto, a pesar de mi pequeñez, puedo aspirar a la santidad (Santa Teresita de Lisieux)
  • Un gran deseo de ser santo, es el primer peldaño para llegar a serlo; y al deseo se ha de unir una firme resolución (San Alfonso María de Ligorio)

También llama la atención el carácter de “Intercesor” (casi “sacerdotal” diríamos) que acompaña a Tati. En su viaje, muchos se encomiendan a él: “Dale saludos a Diego”. Es como si Tati se convirtiera en un portador de las vidas normales y corrientes de los demás (también de sus penas y sufrimientos) para presentarlas también a Maradona.

A decir verdad, al final de la historia no se sabe si Maradona ha visto, o se ha llevado la estatua. Tati trajo “su ofrenda”, pero debido al protocolo no se la pudo dar en persona, por lo que parece quedar algo desilusionado. Pero cuando Maradona se va, surge la pregunta: ¿se lleva la estatua con él? Los de seguridad no la encuentran en la casa y Tati, en otro acto de fe cree que sí, que “se la llevó el Diego mismo”. Y por este acto de fe, no se siente fracasado.

Para nuestro análisis vocacional no podemos caer en el riesgo de buscar una verdadera alegoría en la película, por ejemplo, identificando a Maradona con Dios, porque habría demasiados elementos que chirriarían. Pero sí descubrimos en Tati varios elementos vocacionales: la fe (para “ver” la imagen de Maradona y para “creer” que aceptó y se llevó su regalo), el deseo (en el sentido antes expuesto), la misión que tiene que llevar a cabo, la superación de las dificultades del camino (metáfora de la vida), etc… Centrándonos en estos valores vocacionales sí puede salir un “lindo debate”.

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo describirías la veneración que Tati siente hacia Maradona?
  • ¿En qué sentido Tati es un hombre de fe?
  • ¿Tati estaba destinado a encontrar la raíz o fue casualidad?
  • ¿Cuál es el deseo que siente Tati? ¿Cómo le mueve en su vida?
  • Razona si Tati fracasa en su misión o no.

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué hay en tu vida que puede hacer surgir en ti los mismos sentimientos y actitudes que Tati siente por Maradona? ¿Qué estás dispuesto a hacer por ello?
  • ¿En qué sentido te consideras tú un hombre de fe?
  • ¿Cuándo has tenido la sensación de estar destinado a algo?
  • ¿Qué es lo que más deseas en tu vida?
  • ¿Cuál es la misión que tienes en tu vida?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo.
  • SI EL AMOR TE ESCOGIERA

Si el amor te escogiera y se dignara
llegar hasta tu puerta y ser tu huésped
¡Cuidado con abrirle e invitarle,
si quieres ser feliz como eras antes!
Pues no entra solo: tras él vienen
los ángeles de la niebla tu huésped solitario
sueña con los fracasados y los desposeídos
con los tristes y con el dolor infinito de la vida.
Despertará en ti deseos que nunca podrás olvidar,
te mostrará estrellas que nunca viste antes;
te hará compartir, en adelante
el peso de su tristeza divina sobre el mundo.
¡Listo fuiste al no abrirle! y, sin embargo,
¡qué pobre, si lo echaste de un portazo!
(S.R.Lysaght)

  • SEÑOR NO TENGO NI IDEA

Señor y Dios mío, no tengo ni idea de adónde voy.
No veo el camino que se abre ante mí.
No puedo saber con certeza donde terminará.
Tampoco me conozco realmente a mí mismo,
Y el hecho de pensar que estoy cumpliendo tu voluntad
No significa que la está cumpliendo realmente.
Pero creo que el deseo de agradarte, de hecho, te agrada.
Y espero tener ese deseo en todo cuanto hago.
Espero no hacer nunca nada que se aparte de ese deseo.
Por eso confiaré siempre en Ti,
Aunque parezca estar perdido y en las sombras de muerte.
No he de temer, pues Tú estás siempre conmigo
Y jamás vas a dejarme solo frente al peligro.
(Thomas Merton)

  • Palabra de Dios: Jn 4, 46-54
  • Momento para la meditación personal de la Palabra de Dios teniendo como de telón de fondo la película y el debate.
  • Tiempo para hacer comentarios u oraciones espontáneas.
  • ACTO DE AMOR A DIOS

Yo te amo, Dios mío y mi
único deseo es amarte
hasta el último momento de mi vida.
Te amo, Dios infinitamente amable
y prefiero morir amándote
a vivir un solo instante sin amarte.
Te amo, Señor, y la gracia que Te pido
es la de amarte eternamente.
Dios mío, si mis labios no pueden decirte
a cada instante que Te amo,
quiero que mi corazón Te lo repita
cuantas veces yo respire.
Dios mío, dame la gracia
de que sufra por Tu amor
y de amarte en mi sufrimiento.
Te amo, mi Divino Salvador,
Porque Tú has sido crucificado por mí.
Te amo, Dios mío,
porque me tienes crucificado
para acercarme a Ti.
Amar a un hombre
Dios crucificado por nosotros,
Es amor de gratitud.
Amar a un Dios que nos crucifica
es amor generoso.
Dios mío, concédeme que muera por tu amor
Y conociendo que Te amo.
A medida que me acerque a la muerte,
dame la gracia de aumentar mi amor
y de perfeccionarlo. Amén.
(Santo Cura de Ars)

  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador)

Puedes ver aquí el trailer de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply