El último rey de Escocia

1.Ficha técnica

País: Reino Unido
Año: 2006
T.Original: The last king of Scotland
Dirección: Kevin Macdonald.
Reparto: Forest Whitaker (Idi Amin), James McAvoy (Nicholas Garrigan), Kerry Washington (Kay Amín), Simon McBurney (Stone), Gillian Anderson (Sarah Merrit).
Guión: Peter Morgan y Jeremy Brock; basado en la novela de Giles Foden.
Producción: Andrea Calderwood, Lisa Bryer y Charles Steel.
Música: Alex Heffes.
Fotografía: Anthony Dod Mantle.
Montaje: Justine Wright.
Diseño de producción: Michael Carlin.
Vestuario: Michael O’Connor.

2.Sinopsis

Por una increíble pirueta del destino, un médico escocés destacado en misión médica en Uganda queda irreversiblemente enredado con uno de los personajes más bárbaros del mundo: Idi Amin. Impresionado por la descarada actitud del doctor Garrigan en un momento de crisis, el recientemente autonombrado presidente de Uganda, Amin, le elige como médico personal y como su confidente más íntimo. Aunque Garrigan se siente al principio halagado y fascinado por su nuevo puesto, no tardan en abrírsele los ojos al salvajismo de Amin – y a su propia complicidad en él. El horror y la traición persiguen a Garrigan cuando intenta enmendar sus errores y huir con vida de Uganda.

3.¿Porqué “El último rey de Escocia” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

El último rey de Escocia, adaptación al cine de la novela del mismo nombre de Giles Foden, es una gran película que nos acerca a las contradicciones personales cuando se trata de hacer el bien y nos insinúa también lo bajo hasta a lo que puede llegar el ser humano. Dos personajes centran nuestra atención: Nicholas Garrigan, médico escocés que viaja a Uganda después de haberse graduado e Idi Amin, que acaba de tomar el mando del país después de un golpe de estado. Es el primero quien nos ofrece ideas para tratar la vocación, porque en cierto modo, podemos identificarnos con él. Por el contrario, la figura del dictador Amin, nos puede ayudar a echar un vistazo a África y conocer un poco el sufrimiento de un pueblo que tiene en sus dirigentes su mayor problema. De todas formas bien podemos decir que es Nicholas el verdadero protagonista del film y que su posición es utilizada por el director para presentarnos al dictador. “La elección del actor James McAvoy para dar vida a Garrigan es de lo más acertada. Garrigan no juzga a Amin sino que se deja ir, disfrutando de lo que le sucede, de su nueva posición, como si de un juego se tratara. Los sangrientos acontecimientos irán perfilando la figura de Amin, acentuando su carácter excéntrico, mostrando sus ataques de ira, y con el transcurso de los meses poco irá quedando de ese hombre próximo y cercano con el que Garrigan congenió desde el primer momento” (tomado de Chufo).

Nos fijamos pues en el doctor Garrigan cuya tarjeta de presentación es la siguiente: “Sigo con la idea de cambiar las cosas, divertirme, un poco de aventura y hacer algo diferente” (sobre todo si se trata de disfrutar de las nativas en la cama). Estas son sus motivaciones para ir como médico a Uganda. Como está ambientada en enero de 1971 no hay que buscar en este gesto una solidaridad y un compromiso con los más pobres que no se daba entonces; sino esa mentalidad joven de romper con lo establecido y de buscar nuevas experiencias y aventuras que viene ya del mayo del 69. El hecho de que elija su destino al azar en un mapamundi refleja esta falta de referentes. Por eso no es de extrañar que Sarah, la mujer del comprometido doctor, le diga que no es el mejor candidato para ese trabajo.

No obstante podríamos decir que Nícholas Garrigan siente una llamada para hacer algo por los otros. Pero está tan desorientado que se equivoca en la respuesta. El origen de su drama y de su error está en la respuesta que da a Amin cuando le ofrece el cargo de médico personal. Esta escena marcha la clave de todo lo que vendrá después. Garrigan se excusa al principio temiendo defraudar a los doctores de la misión, y luego le responde con un “necesito que entienda por qué estoy aquí”. Pero realmente ¿conoce él las motivaciones que tiene para estar ahí? Amin cree que es por Sarah y él se deja llevar. Por lo que al día siguiente y “dadas circunstancias” (halagos, vida social activa y confortable, amistad personal con el presidente…) asumirá el trabajo porque es “una buena idea y la mejor manera de ser útil a Uganda”.

El problema es que Nícholas pasa de ser médico a ser confidente personal del presidente, lo cual no muestra sino cómo actúan ciertos gobernantes. La simpatía de Amin a todo lo escocés es razón y criterio suficiente para este ascenso, que roza el ridículo cuando se reúne con embajadores y hombres de negocios.

Desde la embajada de Inglaterra, se le pide a Garrigan que abra los ojos a la realidad del país sacudido por el salvajismo de Amin. Pero nuestro joven médico es incapaz de tener una visión crítica de la realidad. La defensa que Nicholas hace del dictador y su ingenuidad cuando habla de la realidad rozan el patetismo. Por ello se va metiendo cada vez más en una trama de confianza y traición hasta tener las manos y la conciencia manchada de sangre. Cuando quiere irse descubre que está hasta tal punto atrapado (incluso físicamente, en el abrazo que le da Amin) que le resultará imposible escapar. Él sufrirá los cambios de humor del dictador, que pasa de decirle “no eres más que un médico” a terminar suplicándole “dime lo que debo hacer”; que pasa de la confianza más absoluta a la sospecha. Definitivamente, Nicholas Garrigan no sabe cuál es su rol ni su papel en todo lo que pasa en el país. J.Rodríguez Chico nos dice: “quien llegaba al continente de las aventuras con aires donjuanescos y una clamorosa inmadurez, poco a poco se verá las caras con las arbitrariedades de su mentor, con las consecuencias de su frívolo e irresponsable comportamiento, y con la muerte tras los talones para plantearse por fin dilemas morales en la vida”.

Él ha vivido en una burbuja, como le acusa el funcionario de la embajada (¿Tiene idea de lo que ocurre en este país?); o como le dice el mismo Amin al final (la muerte será la primera cosa real que te ha pasado). Y aquí está precisamente el drama y la culpabilidad de Nicholas Garrigan, su ingenuidad, su superficialidad y su falta de sensibilidad. Cuando el pueblo sufre, el disfruta de fiestas de gala con la alta sociedad y de escarceos amorosos con una de las mujeres del dictador. Algo que terminará pagando.

En un final de película duro e impactante, el doctor Garrigan recibe una nueva misión por parte del médico que dará su vida para que él pueda contarle al mundo la verdad de lo que pasaba en Uganda. Una verdad a la que occidente (nosotros mismos) cierra los ojos (¿repetimos lo que hizo Garrigan?).

Globalmente podemos decir que no estamos ante una película de “conflictos africanos” que empiezan a abundar en nuestras carteleras. Se le puede echar en cara que está un poco descontextualizada, aunque hay algo de conflicto social cuando insinúa la participación de Inglaterra en toda la trama. Pablo de Moral afirma que “El último rey de Escocia no busca una lección de historia sobre el genocidio en Uganda, sino un testimonio del peligroso atractivo del poder y de carismáticos líderes motivados por la megalomanía y no por el bien de su comunidad”. El mismo Macdonald, el director nos dice: “La vi como una historia clásica sobre un joven que empieza buscando aventuras, vive más aventuras de las que había previsto y, en el proceso, descubre quién es en realidad”.

Para cubrir un poco este hueco, ofrezco este enlace donde se puede encontrar una biografía del dictador Amin.

¿Cómo reaccionarías frente al seductor influjo del poder? ¿Te plegarías a él u olvidarías tu propio código moral para lograrlo? ¿Qué pasa si alguien empieza con buenas intenciones y termina convirtiéndose en un animal sediento de sangre? Éstas son las preguntas que plantea el fascinante thriller El último rey de Escocia. Algunos temas vocaciones que se pueden ver son: la toma de decisiones, la realización personal y el sentirse útil, la justica social, el compromiso, la sensibilidad/superficialidad ante los problemas sociales, las motivaciones, discernimiento…

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Vemos y analizamos

  • ¿Quién es Nicholas Garrigan al comienzo de la película? Describe sus rasgos más característicos.
  • ¿Cuáles son sus motivaciones, sus sueños?
  • ¿Qué decisiones va tomando sobre la marcha? ¿Ha hecho un buen discernimiento?
  • Le dictador Amin le dice a Garrigan que la muerte será la primera cosa real que te ha pasado. ¿Qué sentido tiene esta frase?
  • ¿Crees que Garrigan ha “servido a Uganda”?
  • ¿Qué visión de África ofrece la película? ¿Te parece justa y apropiada?
  • -¿Qué es lo que más te llama la atención de Idi Amin?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué sensación, sentimiento, te deja la película?
  • ¿En qué te identificas con Nicholas Garrigan?
  • Ante la proposición del presiente, ¿qué hubieras hecho tú?
  • ¿Cómo tomas tú las decisiones más importantes de tu vida?
  • ¿En qué medida tu vida y tus decisiones se ven afectadas por la injusticia y la pobreza del mundo? ¿Qué puedes hacer para tener un corazón más sensible y menos ciego a esta realidad?
  • ¿Qué sabías de Idi Amin?
  • ¿Qué te aporta el conocimiento de la existencia de este dictador? ¿Qué te mueve a pensar y a hacer?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo
  • Oración: AMAR A TODOS

Señor, enséñanos,
a no amarnos a nosotros mismos,
a no amar solamente a nuestros amigos,
a no amar sólo a aquellos que nos aman.
Enséñanos a pensar en los otros
y a amar, sobre todo, a aquellos
a quienes nadie ama.
Concédenos la gracia de comprender que,
mientras nosotros vivimos una vida demasiado feliz,
hay millones de seres humanos,
que son también tus hijos y hermanos nuestros,
que mueren de hambre,
que mueren de frío,
sin haber merecido morir de frío…
Señor, ten piedad de todos
los pobres del mundo.
Y no permitas, Señor,
que nosotros vivamos felices en solitario.
Haznos sentir la angustia
de la miseria universal,
y líbranos de nuestro egoísmo. Amén.
(Raúl Follereau)

  • Palabra de Dios: Jn 2,1-12. De la mano de María aprendemos a tener los ojos abiertos y el corazón sensible ante las necesidades de los demás.
  • Poema

¿No sabes que estar cerca de alguien
puede ponerte enfermo o curarte,
puede hacerte vivir o morir?
¿No sabes que estar cerca de alguien
puede hacerte bien o mal,
ponerte triste o alegre?
¿que la ausencia de alguien puede
llevarte a morir?
¿que la llegada de alguien puede
mantenerte vivo?
¿que la voz de alguien
puede ayudar al sordo a oír?
¿No sabes que una palabra o un gesto
pueden enseñar al ciego a ver,
a ver el significado de su vida en este mundo?
¿No sabes que tener tiempo para alguien
es la mejor medicina?
¿A veces más efectiva que una operación
con éxito?
¿No sabes que solamente el escuchar
a alguien puede obrar milagros?
¿Tú ya sabes todo eso?
Y ¿no sabes que el camino entre
el saber y el hacer,
entre las palabras y su realización,
es largo, realmente largo?
(Wihelm Willms)

  • Tiempo para la reflexión personal, el silencio y también para compartir a la luz de la Palabra de Dios, lo que hay en nuestro corazón después de haber visto la película: miedos, contradicciones, inseguridades, incoherencias, ceguera e insensibilidad espiritual.
  • Oración: ENVÍAME, SEÑOR

Señor, cuando tenga hambre,
envíame alguien necesitado de alimento.
Cuando tenga sed,
envíame alguien necesitado de bebida.
Cuando tenga frío,
envíame alguien necesitado de calor.
Cuando esté disgustada,
envíame alguien a quien consolar.
Cuando no pueda con mi cruz,
hazme compartir con algún otro su cruz.
Cuando me sienta pobre,
que comparta lo que tengo con el que tenga menos.
Cuando no tenga tiempo,
envíame alguien a quien pueda ayudar unos minutos.
Cuando esté desanimada,
dame alguien a quien poder animar.
Cuando me sienta incomprendida,
dame alguien que necesite comprensión.
Cuando piense únicamente en mí misma,
atrae mi atención hacia los otros.
(Beata Teresa de Calcuta)

  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador)

Puedes ver aquí el trailer de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply