Escuela de Rock

1.Ficha técnica

Director Richard Linklater
Título original: School of Rock
Intérpretes Jack Black (Dewey Finn) Mike White (Ned Schneebly) Joan Cusack (Rosalie Mullins) Sarah Silverman (Patty Di Marco) Joey Gaydos Jr. (Zack).
País: Estados Unidos-Alemania.
Año: 2003.
Producción: Scott Rudin, para MFP Munich, Scott Rudin Productions.
Presentada por: Paramount.
Guión: Mike White. Música: Craig Wedren.
Fotografía: Rogier Stoffers.
Montaje: Sandra Adair.
Duración: 108 minutos.
Género: Comedia.

2.Sinopsis

El guitarrista Dewey Finn es revoltoso, es un rebelde en contra del sistema, es completamente irreverente y es un fanático creyente en el poder del rock and roll. Aficionado a arrojarse en brazos del público desde el escenario y a ejecutar solos de guitarra de 20 minutos de duración, Dewey está decidido a llevar a su grupo rockero hasta la victoria final en la versión local de la “Batalla entre Bandas” pero sus compañeros de grupo le echan del mismo. Desesperado, sin dinero para pagar el alquiler, Dewey malvive en un apartamento lleno de paquetes vacíos de comida-para-llevar-a-casa. Un día coge una llamada para su compañero de piso Ned y sin pensárselo mucho acepta un trabajo de profesor sustituto en la prestigiosa escuela primaria de Horace Green. Una vez allí, se encuentra estrechamente vigilado por la estricta directora Mullins. Pero si bien Dewey no tiene ni idea de dar clases, lo cierto es que sabe ganarse la confianza de sus jóvenes estudiantes. Un día los escucha por casualidad en la clase de música de orquesta y entonces decide convertir a estos niños prodigios de la música en una banda de rock duro de alto voltaje, consiguiendo cambiar sus vidas para siempre.

3. ¿Porqué “Escuela de rock” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

Presentamos esta película para trabajar la vocación con los adolescentes, debido sobre todo a sus protagonistas. Para un público más adulto, el guión previsible e inconsistente en ocasiones, las frases bonitas y enlatadas, así como un exceso de muecas, pueden llegar incluso a irritar. Todo dependerá de lo simpático que caiga el protagonista. No obstante dándole algunas concesiones uno puede llegar a reírse y pasar un buen rato.

El principal valor que encuentro en esta película es la pasión. Dewey es un caradura, alguien a quien “se le va la olla” de vez en cuando. Pero es un apasionado del rock; lo vive y lo siente como algo propio. Esta pasión por el rock le lleva a extremos casi inaceptables: engaña a todo el mundo, incluso a los niños sus alumnos. Dewey no se nos presenta, por ello, como un modelo a imitar; y habrá que ser muy agudo y atento a la hora de hacer el debate sobre la película. Es evidente que Dewey utiliza a los niños para su propio proyecto, para llevar adelante su sueño (lanzarse al público durante un concierto y que éste le coja sin dejarle caer). No obstante, vamos a resaltar, como siempre, los aspectos vocacionales con los que podemos trabajar.

Se nos presenta a Dewey como un perdedor al que echan de la banda de rock que él mismo formó. Siente el duro rechazo y el desprecio de los compañeros de la banda  pero también la fría y sutil ironía de su amigo Ned cuando le pide que renuncie a sus sueños de hacer una banda de rock.

Fiel al “espíritu rock”, Dewey tiene una guerra personal con “los de arriba”. Es un rebelde y el rock es la manera de expresar su rebeldía contra el sistema. Incluso es crítico con algunos que han convertido el rock como algo más comercial que no sirve a su “vocación” inicial.

Al descubrir el talento hacia la música que tienen algunos de sus alumnos decide convertirlos en una banda de rock con el objetivo de participar en la “batalla de las bandas”. En este sentido “Escuela de rock” recoge un elemento muy común en muchas películas: el hecho de ocultar la verdad de uno mismo. La cuestión está saber el tiempo que dura mantener esa mentira y cómo se resuelve el hecho de haber abusado de la confianza de los demás. Elementos que, en mi opinión, no son nada originales en esta película.

Durante este proceso, Dewey es capaz de sacar de cada alumno lo mejor de sí mismo; sabe poner a todos en el lugar donde se van a sentir responsables e importantes. Todos forman parte de un gran equipo. Aunque no todos toquen un instrumento, todos tienen algo que hacer porque todos tienen un don, un valor que aportar. Pero no sólo eso, él se convierte en un auténtico “apóstol” del rock, intentando transmitir a los chicos su pasión y también sus conocimientos. Y el culmen de todo ello se da cuando uno de los chicos es capaz de componer una canción que asumirán todos los del grupo como propia.

Hay algunos elementos que merecen nuestra atención por ser llamativos y curiosos. Por ejemplo, en la batalla de las bandas no les importa tanto ganar como llevar a cabo una misión: ofrecer una buena actuación. O esa oración que dirigen al “Dios del Rock” antes de su concierto.

Sin embargo hay algo en la película que no me convence. Dewey es un mentiroso y un manipulador como ya hemos dicho. Cuando los niños se enfrentan a sus miedos, temores y complejos, él les dirige palabras de ánimo con frases muy hechas y estereotipadas. ¿Realmente “el Señor S” siente lo que les dice o lo expresa con el deseo de manipularles y llegar a su fin? Ahí queda la duda. Y si tengo que optar, me quedaría desgraciadamente con la segunda hipótesis. Esto se ve muy claramente en la conversación que tiene con la directora cuando ella se abre confiadamente (y un poco borracha también). El exceso de caricaturas de Jack Black le juega una mala pasada y termina por quitarle valor y autenticidad a su personaje.

Creo que en Escuela de Rock podemos trabajar elementos vocaciones como la pasión o el sueño que nos mueve, nuestra misión en el mundo, los dones y cualidades que Dios nos ha dado, el seguimiento, el equipo, la superación de dificultades…

4. Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • Describe el personaje de Dewey con sus virtudes y defectos.
  • ¿Qué es lo que mueve su vida?
  • ¿Cómo consigue transmitir lo que siente por el rock?
  • ¿Cómo se relaciona Dewey con su amigo y su novia, la directora del colegio, los alumnos y los profesores? ¿Qué elementos positivos y negativos encuentras?
  • Según la película ¿qué es el rock? ¿Qué pretende expresar con su música?
  • ¿Cómo consigue Dewey que la clase forme un grupo unido?

4.2. Nos interpela

  • ¿Con cuál de los niños te identificas? ¿Por qué?
  • ¿Cómo juzgarías a Dewey? ¿Lo que ha hecho está bien? ¿Qué harías tú en su lugar?
  • ¿Cuál es la pasión de tu vida? ¿Lo que más te importa, aquello a lo que dedicas más tiempo?
  • ¿Cuál es tu misión en el mundo?
  • ¿Qué es lo que más te cabrea del mundo?
  • ¿Basta con expresar el enfado contra lo que no nos gusta del mundo? ¿Qué puedes hacer tú para cambiarlo?
  • ¿Qué cualidades o dones te ha dado Dios?
  • ¿Qué cualidades aportas a tu grupo de amigos?
  • ¿Qué haces tú por mantener la unidad entre tus amigos?

4.3. Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo
  • SOÑAR, SEÑOR, SOÑAR!

Hazme soñar… ¡Soñar, Señor, soñar!…
¡Hace tiempo que no sueño!
Soñé que iba una vez -cuando era niño todavía,
al comienzo del mundo-
en un caballo desbocado por el viento,
soñé que cabalgaba, desbocado, en el viento…
que era yo mismo el viento…
Señor, hazme otra vez soñar que soy el viento,
el viento bajo la Luz, el viento traspasado por la Luz,
el viento deshecho por la luz,
el viento fundido por la luz,
el viento.., hecho Luz…
Señor, hazme soñar que soy la Luz…
que soy Tú mismo, parte de mí mismo…
y guárdame, guárdame dormido,
soñando, eternamente soñando
que soy un rayito de Luz de tu costado.
( León Felipe)

  • Texto bíblico: Jn 2, 35-42. Poniendo el acento sobre el testimonio de Juan Bautista y sobre todo la pasión de Andrés para anunciar a su hermano que se habían encontrado con el Mesías.
  • Momento de silencio y oración. Después se les invita a compartir lo que han reflexionado sobre la película a la luz de la Palabra proclamada. ¿Cuáles son los sueños, la pasión de mi vida?
  • Cita: “Buscar ardientemente descubrir a qué estáis llamados, y luego comenzad a realizarlo apasionadamente. Esta mirada limpia hacia delante, hacia la realización de sí mismo, da la medida de la vida humana”. (Martin L. King)
  • Oración: ENVÍANOS LOCOS

¡Oh Dios! Envíanos locos,
de los que se comprometen a fondo,
de los que se olvidan de sí mismos,
de los que aman
con algo más que con palabras,
de los que entregan
su vida de verdad y hasta el fin.
Danos locos,
chiflados,
apasionados,
hombres capaces
de dar el salto hacia la inseguridad,
hacia la incertidumbre
sorprendente de la pobreza;
danos locos,
que acepten diluirse en la masa
sin pretensiones de erigirse un escabel,
que no utilicen
su superioridad en su provecho.
Danos locos,
locos del presente,
enamorados de una forma de vida sencilla,
liberadores eficientes del proletariado,
amantes de la paz,
puros de conciencia,
resueltos a nunca traicionar,
capaces de aceptar cualquier tarea,
de acudir donde sea,
libres y obedientes,
espontáneos y tenaces,
dulces y fuertes.
Danos locos, Señor, danos locos.
(L.J. Lebret)

  • Peticiones espontáneas y Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador)

Puedes ver aquí el trailer de la película (en inglés)

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply