Francisco, el padre Jorge

1. Ficha técnica

Año: 2015
Duración: 105 min.
País: Argentina
Director: Beda Docampo Feijóo
Guión: Beda Docampo Feijóo, César Gómez Copello (Libro: Elisabetta Pique)
Música: Federico Jusid
Fotografía: Kiko de la Rica
Reparto: Darío Grandinetti, Silvia Abascal, Leticia Brédice, Carlos Hipólito, Alejandro Awada,
Género: Drama Biográfico.

2. Sinopsis

Una joven periodista española investiga el duro y emocionante viaje del jesuita Jorge Mario Bergoglio, tras conocerlo en el cónclave de 2005. A través de los ojos de la periodista nos acercamos más al trabajo y a la labor humanitaria que hace el padre Jorge: su lucha en contra de la prostitución, la dictadura, el trabajo esclavo, la droga y otras muchas actividades que le hacen ser un día de primavera el Papa Francisco.

3. Comentario vocacional

No es fácil hacer un bio-pic cuando la persona sobre la que se hace aún vive. Este es el reto al que se enfrentó el director Beda Docampo con un guion inspirado en el libro “Francisco. Vida y revolución” de la periodista argentino-italiana Elisabetta Piqué. La dificultad es más que evidente, pues no se puede resumir todos los matices de una vida tan rica en un par de horas.

Para salir al paso, el director ha introducido un personaje ficticio, una periodista, para articular la historia en torno a la investigación que hace. Ana conoció a Bergoglio con ocasión del cónclave que eligió a Benedicto XVI, y a partir de ahí se forjó una sólida amistad que incluye un cierto acompañamiento humano-espiritual en momentos difíciles en la vida de ella. La investigación que hace sirve para introducir distintos flash-backs sobre el pasado de Jorge Bergoglio: desde el despertar de su vocación religiosa en el seno de la familia y su ingreso en la Compañía de Jesús hasta su etapa como formador de futuros jesuitas, sin olvidar los polémicos días de la dictadura militar o su cercanía a los más pobres en cada nueva visita a las villas miseria. Tampoco faltan Borges, el mate, el tango y Gardel o el fútbol y el San Lorenzo de Almagro.

Lo más interesante de la película desde el punto de vista vocacional es tomar conciencia de que la vocación se desarrolla durante toda la vida. Sólo podemos conocer y comprender la Papa Francisco si sabemos, por ejemplo, quién fue el adolescente y joven Jorge. En este sentido lo que nos ofrece la película (aunque sea de una manera irregular) es un conjunto de claves interesantes e imprescindibles para entender la identidad del Papa Francisco, los rasgos más característicos de su vida espiritual y de lo que será su pontificado: su devoción a la Virgen –a la que gusta invocar como Virgen de los Nudos‑ y a San José, su debilidad por los pobres y los enfermos, su compromiso con la vida y con la justicia, su mirada misericordiosa ante el error…

El visionado de la película se completa perfectamente con la lectura del testimonio que el propio Jorge Bergoglio hace de su vocación en este enlace: La primavera de la fe.

4. Materiales para trabajar la película

4.1. Ver y analizar

  • ¿Qué te parece el título de la película? ¿Qué crees que ha querido expresar el director con él?
  • ¿Cómo se describe a Jorge Bergoglio? ¿Cómo es su forma de ser?
  • ¿Cómo se narra la historia de su vocación?

4.2. Nos interpela

  • ¿Qué elemento de la vida de Jorge Bergoglio desconocías?
  • ¿Qué aspecto de su vida te ha llamado más la atención? ¿Por qué?

4.3. Oramos

  • Canto
  • El llama.

Desde el tercer mundo y el primero
grita y llama.
El llama desde las orillas del lago Tiberíados
y desde la región de los Grandes Lagos africanos.
Desde la frontera del Zaire
y desde el Monte de las Bienaventuranzas
lanza su llamada desesperada y esperanzada.
El grita y llamda
desde las gargantas resecas de tanto gritar.
Llama desde la voz de todas las gargantas sin voz.
Su llamada se esconde en la música suave de la flauta
y en el ronco redoble del tambor.

Desde los drogadictos y marginados, El llama.
Desde los siervos y los bosnios,
desde los hutus y los tutsis.
Desde las pieles cancerígenas o desde las carnes leprosas.
Desde los millones de pupilas de niños hambrientos.
Desde los pasillos limpios y asépticos de la clínica privada,
desde las largas listas de espera de los hospitales no tan limpios
y desde los callejones mugrientos que jamás han visto un berrendero.

Llama.
Desde las cárceles.
El llama con la brisa suave que estremece las hojas
y con el viento huracanado que arranca de raíz los árboles potentes.
El llama hoy como ayer.
En onda corta y en frecuencia modulada.
Llama utilizando la tele o sirviéndose de Internet.
Desde el Tabor
y, sobre todo, desde el Calvario, El llama.
Desde las primeras páginas de los periódicos
y desde el teléfono de la esperanza.
Su llamada está escrita en el rostro del mendigo
en la mirada baja del parado
y en la cara satisfecha de yupi postmoderno.
El llama al borde del camino
y en el stop de entrada en carretera.
A la salida del Metro, en la Estación de Autobuses
y en el semáforo de la esquina.

Su llamada está clara en la cara de la niña infectada de Sida
que se queda sin amigos en la escuela
y en tantas escuelas sin maestros que quieran a los niños.
Su llamada está escrita con las lágrimas
de la adolescente prostituida por sus padres
en la plaza pública de una sociedad canalla.
Es cuestión de leer y de mirar.
No se trata de descifrar un jeroglífico.
Es cuestión de quitarse las gafas de sol y de afinar el oído.
Porque Él llama.
(Herramientas nueve)

  • Palabra de Dios Mt 5, 1-11. La Bienaventuranzas.
  • Momento de silencio para reflexionar y compartir con el grupo.
  • Oración: Me llamaste

O Señor mi Dios
me llamaste del sueño de la nada
simplemente por Tu tremendo amor.
Quieres hace cosas buenas y bellas.
Me has llamado por nombre del seno de mi madre.
Me has dado aliento y luz y movimiento.
Y anduviste conmigo cada momento de mi existencia.
Estoy admirado, Señor, Dios del Universo,
que Me atiendes y, más aún, que me estimes.
Crea en mi la fidelidad que te mueve,
y confiaré en ti y te anhelaré toda mi vida.
Amen.

  • Oración por el Papa

Oh Dios misericordioso y eterno, nuestro Pastor y Guía,
mira con amor a Francisco tu siervo,
a quien elegiste como sucesor de san Pedro y pastor de tu grey.
Escucha, Señor, la plegaria de tu pueblo y haz que nuestro Papa,
Vicario de Cristo en la tierra, confirme en la fe a todos los hermanos,
para que toda la Iglesia se mantenga en comunión con él
por el vínculo de la unidad, el amor y la paz.
Concédele valor, sabiduría y amor a tu pueblo,
para que él sirva con fidelidad a todas aquellas personas
a quienes tú le has confiado sus cuidados
y lleve a tu Iglesia unida en la fe, de corazón y voluntad,
mientras procuramos llevar a su pleno cumplimiento
la misión de tu Hijo, Jesucristo, nuestro Señor,
que vive y reina contigo y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador

GD Star Rating
loading...

1 Comment

One Response to “Francisco, el padre Jorge”

  1. Vicente Rico dice:

    Web interesante que nos ayuda a encontrar películas que podemos disfrutar, nos ayudan a descubrir valores, y nos estimulan a ser testigos de nuestras creencias.

    GD Star Rating
    loading...

Leave a Reply