Las vidas de Grace

@Carlos_Vocacion

1.Ficha técnica

Título original: Short Term 12.
Dirección y guion: Destin Daniel Cretton.
País: USA.
Año: 2013.
Duración: 96 min.
Género: Drama.
Interpretación: Brie Larson (Grace), John Gallagher Jr. (Mason), Kaitlyn Dever (Jayden), Rami Malek (Nate), Lakeith Lee Stanfield (Marcus), Kevin Hernandez (Luis), Melora Walters (Dra. Hendler), Stephanie Beatriz (Jessica), Lydia du Veaux (Kendra).
Producción: Joshua Astrachan Asher Goldstein, Maren Olson y Ron Najor.
Música: Joel P. West.
Fotografía: Brett Pawlak.

2.Sinopsis

Grace (Brie Larson) es una joven que trabaja como supervisora en Short Term 12, un centro de acogida para adolescentes en situación de precariedad. Le encanta su empleo y vive entregada al cuidado de los chicos. Pero, al mismo tiempo, pesa sobre ella un pasado conflictivo que la llena de angustia. A raíz del ingreso en el centro de una chica inteligente e inquieta, se da cuenta de que no puede seguir eludiendo los problemas que arrastra desde la infancia. (FILMAFFINITY)

3.Comentario vocacional

Las vidas de Grace es una excelente oportunidad para reflexionar sobre la misericordia vivida en lo concreto o, como le gusta decir al Papa Francisco, la “cariñoterapia”. El director, Destin Daniel Cretton, nos regala una película que nos hace pensar sin quedarnos atrapados en el sentimentalismo o en un drama sin salida.

Grace (Brie Larson) es una guapa y sensible veinteañera que trabaja como supervisora en Short Term 12, un centro californiano que acoge a niños y adolescentes problemáticos hasta que sean mayores de edad. Este centro es un verdadero “hospital del corazón” o, si se quiere, de la personalidad, de la identidad. La historia nos introduce con respecto en la vida de una docena de jóvenes, muchos de ellos con experiencias muy traumáticas, que se encuentran en un período muy crítico de sus vidas. A lo largo de la trama vamos descubriendo dramas como la pedofilia en la propia familia, las agresiones familiares, la soledad, el sufrimiento y la falta de sentido en la vida. Todas estas heridas son consecuencias de familias rotas y desestructuradas.

¿Cómo enfrentarse ante esta realidad? En primer lugar, la casa ofrece orden para estructurar estas vidas. Las normas y el respeto de todos hacia ellas son necesarias para crear un entorno seguro que les dé una referencia. Así, vamos conociendo poco a poco el funcionamiento del centro, sus actividades cotidianas y, sobre todo, el clima de familia que los asistentes sociales buscan crear en todo momento. Grace y su equipo, entre quienes se encuentra su novio Manson, sólo tienen la fuerza moral de su persona para resolver los conflictos que se van presentando. Ellos son la personificación del compromiso, la generosidad, la comprensión, el don de sí. Ellos son la misma misericordia que comparte el dolor de esas vidas heridas. En este sentido cabe apuntar la evolución que se vislumbra en Nate: un joven que busca al principio “hacer una experiencia” totalmente autorreferencial y que se va implicando cada vez más hasta llegar a ser humillado.

El guion nos presenta esta cruda realidad desde la mirada de Grace, lo cual resulta un gran acierto. Ella, desde su responsabilidad, vive todos esos valores que acabamos de enumerar, pero hay algo de su vida que se nos escapa. Existen recovecos oscuros en su corazón y le aprisiona el pasado. Cerrada en sí misma hace que su interior sea inaccesible a su novio, quien no ceja de ofrecerse para ayudarla. Hasta ahora Grace ha sabido tirar hacia adelante, pero un embarazo no deseado termina por romper este aparente equilibrio. A partir de este momento ya no será capaz de comprometerse más en su relación sentimental ni de aceptar dicho embarazo.

De esta manera nos acercamos a un “héroe muy humano”. En la vida de Grace se entremezclan luces y sombras, grandeza y miseria. Son sus dos vidas. Por ello nos sentimos tan identificados con ella.

El proceso de acompañamiento que Grace hace con Jayden, una chica que está pasando por la misma experiencia que tuyo ella, le ayudará a salir de sí misma, abrirse y dejarse finalmente ayudar.

Resumiendo, los valores vocacionales que nos ofrece Las vidas de Grace son:

  • La misericordia: el mundo está lleno de personas heridas. Es necesario salir de sí mismo y hacerse cargo de estas situaciones. Grace no salva el mundo, pero se compromete en una realidad muy concreta. El mundo se sostiene gracias a esta red de misericordia cotidiana de tanta gente anónima.
  • El don de sí, el compromiso y la generosidad son actitudes que dan consistencia a la misericordia. No es flor de un día.
  • Autoconocimiento: es fundamental conocer la propia biografía y no tener miedo de dar este paso. En el camino vocacional muchas veces se olvidan las zonas oscuras de nuestra personalidad o no se las toma suficientemente en serio. Y así, se puede llevar arrastrando un conflicto interno, una herida, un complejo, un fracaso… durante años sin ser debidamente afrontados. Y esto termina pasando factura, termina por desequilibrar.
  • Apertura: casi siempre necesitaremos de alguien que nos acompañe en este proceso de crecimiento hacia la madurez. La apertura de corazón, pedir ayuda y dejarse ayudar son condiciones irrenunciables.

Termino con una larga cita de mundocritica que describe, a mi gusto, muy bien el mundo interior de Grace:

Podríamos definir a Grace como la encarnación en mujer del concepto de vocación; estricta pero cercana, se desvive por el bienestar de los chicos que viven en el centro y se dedica en cuerpo y espíritu a su trabajo. Grace es totalmente consciente de lo que puede suponer un trauma en la psicología y la salud emocional de una persona, ella misma vive en una eterna lucha con su propio pasado. Personalmente, su reacción a esta guerra fría con sus propias emociones es el silencio, la represión de sus propios sentimientos. Pareciera que, a Grace, más allá de mirar por sí misma, sólo se cuidase sobre el presente y futuro de sus dos hogares, el de acogida y el suyo propio, es decir, el centro que rige con todo el amor del mundo y el espacio particular en el que cohabita su pareja y compañero de trabajo, Mason. Pero ni el presente ni el futuro pueden ser prometedores cuando el turbio pasado se encarga de desestabilizarlos con su huella. Será a raíz del ingreso de una nueva y joven chica en el centro cuando Grace, a fuerza de empatía, descubra que no puede seguir evitando sus propios problemas, y que como los chicos de los que ella cuida, deberá hacer un esfuerzo para superarlos a base de paciencia y valentía.

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Qué tipo de adolescentes viven en el centro donde se desarrolla la película? ¿Qué experiencias han tenido en sus vidas?
  • ¿De qué manera el funcionamiento del centro ayuda a estos adolescentes?
  • ¿Qué actitudes muestran los asistentes sociales con ellos?
  • ¿Cuál es el sufrimiento de Grace?
  • -¿Qué sentido tiene el título de la película?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué centro o lugar parecido al de la película existen en tu ciudad? ¿Conoces cómo funcionan?
  • ¿En qué realidad de tu entorno podrías vivir la misericordia (o la cariñoterapia)?
  • ¿Qué dificultades tienes para vivir este compromiso?
  • ¿En qué sentido puedes decir que te conoces? ¿Eres consciente de alguna herida del pasado que no has cicatrizado?
  • ¿Quién te podría ayudar para crecer y madurar?

4.3.Oramos

  • Canto
  • ¡CUÁNTO HEMOS DE APRENDER AÚN!

Señor, ¡cuánto hemos de aprender aún!
¡Cuánto hemos de aprender a callar
viendo lo que sufren y padecen otros!
Sin embargo, nos quedamos “atrapados”
en nuestros sufrimientos personales y, a lo más, familiares.
Sabemos poco de lo que es la intemperie,
poco entendemos de la desnudez en esta sociedad consumista;
la inseguridad nos pone nerviosos y hemos aprendido a justificarlo todo.
Por eso necesitamos una conversión continua,
porque las conversiones “de momento” las sabemos manipular.
Ven Tú y sácanos de nuestro “diminuto mundo”.
Ábrenos a las noticias buenas que hablan de solidaridad y entrega.
Haz que dentro de nosotr@s surja una insatisfacción
que nos ayude a cambiar, a plantearnos las grandes preguntas del Evangelio
y a dar pasitos sencillos hacia el estilo de vida que Tú nos enseñas.
Perdónanos “tantas y tantas deudas” y diles a nuestr@s herman@s pobres
que ell@s también traten de perdonarnos.
Juanjo Elezcano

  • Palabra de Dios: Lc 10, 30-37
  • Momento de silencio para le reflexión personal
  • Peticiones espontáneas
  • Oración del Jubileo de la Misericordia

Señor Jesucristo,
tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación.

Tu mirada llena de amor liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero; a la adúltera y a la Magdalena de buscar la felicidad solamente en una creatura; hizo llorar a Pedro luego de la traición, y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido. Haz que cada uno de nosotros escuche como propia la palabra que dijiste a la samaritana: ¡Si conocieras el don de Dios!

Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia: haz que, en el mundo, la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor, resucitado y glorioso.

Tú has querido que también tus ministros fueran revestidos de debilidad para que sientan sincera compasión por los que se encuentran en la ignorancia o en el error: haz que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

Manda tu Espíritu y conságranos a todos con su unción para que el Jubileo de la Misericordia sea un año de gracia del Señor y tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo, llevar la Buena Nueva a los pobres proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos y restituir la vista a los ciegos.

Te lo pedimos por intercesión de María, Madre de la Misericordia, a ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.
Amén.

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador @Carlos_Vocacion

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply