Little boy

Little boy, 10.0 out of 10 based on 2 ratings

1.Ficha técnica

Título Original: Little boy
Dirección: Alejandro Monteverde
País: México
Año: 2015
Duración: 100 min
Género: Drama
Interpretación: Jakob Salvati, Emily Watson, Kevin James, Tom Wilkinson, Cary-Hiroyuki Tagawa, Eduardo Verástegui, Ben Chaplin, David Henrie, Michael Rapaport, Ted Levine,Abraham Benrubi, Ali Landry, Candice Azzara, Toby Huss, Kelly Greyson, Matthew Scott Miller, Mary Stein, Matthew J Cates
Guión: Alejandro Monteverde, Pepe Portillo
Producción: Santa Fé Films / Metanoia Films
Música: Stephan Altman, Mark Foster
Fotografía: Andrew Cadelago

2.Sinopsis

Años 40. En un pequeño pueblo de EEUU vive un niño de 7 años que padece problemas de desarrollo. Cuando su padre, casi su único amigo, se marcha al frente a combatir en la Segunda Guerra Mundial, el chico tendrá que enfrentarse no sólo a la crueldad de sus compañeros de clase, sino también a la de sus vecinos. (FILMAFFINITY)

3.Comentario vocacional

La mejor manera de situarse ante Little Boy es considerarla dentro de lo que se denomina realismo mágico. Aunque también podríamos decir que es una parábola moderna, cuya clave la da el protagonista, el pequeño Pepper. Siendo él un niño con dificultad para crecer, nos tendremos que poner a su altura. El mismo Verástegui nos lo explica así: “Vamos a ver, a través de la mirada de un niño de ocho años, cómo enfrenta los prejuicios, el maltrato, la discriminación, el racismo…, cómo resuelve todos esos problemas poniendo el amor en acción”. La película tiene como objetivo ‑continúa‑ “despertar la niñez que hay dentro de cada uno” y busca poner en valor tres elementos: “Fe, amor y esperanza”.

Desde la antropología de la vocación destaco tres elementos. Al final comentaré algo sobre el padre Olivier.

La fe en sí mismo

Se ha escrito, con razón, que Little Boy es una película sobre la fe. Pero el primer elemento de la fe es la confianza en sí mismo: creer en sí mismo. En este sentido nos encontramos con Pepper, un chico acomplejado y objeto de burlas de todos los demás por su baja estatura, que no se siente completamente hundido.

Pepper ha podido superar la duda sobre sí mismo gracias a la confianza que le ha transmitido su padre. La pregunta “¿crees que podemos lograrlo?” se repite como un estribillo en los juegos compartidos, pero le dará confianza en otros contextos (por ejemplo, cuando le mago le pide que mueva la botella y los demás niños se burlan de él).

Cuando desaparezca su padre, Pepper recibirá de Hashimoto esa confianza de base que necesita. Contando la historia del samurái afirmará que “nada hay tan poderoso como la voluntad de enfrentar tus temores y actuar”. Algo que Pepper intentará poner en práctica.

Esta fe en nosotros mismos que nos hace afrontar nuestros puntos débiles y superar las dificultades, es fundamental para adentrarse en el camino vocacional.

 

La fe en Dios

La trama de la película parte de un versículo: “Os aseguro que, si tuvierais una fe del tamaño de un grano de mostaza, diríais a este monte: “Trasládate allá” y se trasladaría; nada os sería imposible” (Mt 17, 20). El problema está en cómo interpretamos este texto, o más aún, en ponernos de acuerdo sobre lo que entendemos por fe y por la expresión “el poder de la fe”.

Aunque el padre Olivier le explica a Pepper la diferencia entre magia y providencia de Dios, pareciera que el guion termina por presentarnos una fe “que hace milagros”. Es aquí donde conviene tomar la película como una parábola para no perdernos en discusiones teológicas.

Lo que vemos es una fe presentada como un deseo fuerte y profundo. Curiosamente no vemos a Pepper en actitud de oración pidiendo a Dios que termine la guerra o que vuelva su padre. El hecho del final feliz nos deja un poco incómodos pues nos transmite el mensaje de que “tener fe produce resultados”. Sin embargo, la experiencia nos dice que no siempre es así. Hubiera sido más real transmitir la idea de tener fe a pesar de los resultados.

De cualquier modo, para concluir este punto no hay nada mejor como citar a san Ignacio: «Actúa como si todo dependiera de ti, sabiendo que en realidad todo depende de Dios». Aquí está toda la sabiduría concentrada.

La fe que se hace misericordia

Este punto me parece realmente genial. Cuando Pepper pregunta al sacerdote cómo puede tener más fe, este no le manda hacer actos de devoción, sino que le da una lista con las siete obras de misericordia corporales (ni si quiera las obras de misericordia espirituales). Y ante las protestas de Pepper porque ha añadido una (hacerse amigo de Hashimoto) afirma: “Tu fe no va a funcionar si hay en ti el más diminuto rastro de odio”.

Esta última obra de misericordia, la amistad que se establece entre Pepper y Hashimoto (otro que sufre la humillación y el desprecio), es de lo mejor de la película. Pepper dejará de lado su resentimiento y sus prejuicios para ganarse la amistad del japonés. Y lo hará por amor a su padre; por él está dispuesto a cambiar.

La figura del padre Olivier

Le guion nos presenta dos sacerdotes: el padre Olivier y otro más joven (que podría ser el vicario). Este aparece de una manera caricaturizada y un poco torpe con sus latines. Del padre Olivier, que tiene más protagonismo, podemos resaltar:

  • Su voluntad de adaptarse a la mentalidad de Pipper y de responder a sus preguntas. Es en este sentido un sacerdote acogedor.
  • Su lucidez para establecer el vínculo entre fe y obras de misericordia.

Sin embargo, al final del diálogo con Pipper no sabe cómo responder a su última pregunta sobre la voluntad de Dios. No es que esto esté mal (siempre se puede decir con humildad un “no sé cómo explicártelo o decírtelo”), sino que da la impresión de que todo lo que ha dicho antes sobre la fe y la voluntad de Dios es un cuento chino. Hubiera preferido que se mostrase humilde y no tonto. No obstante, el padre Olivier durante todo el metraje está vista como un buen sacerdote.

En definitiva y, para terminar, recordar los valores vocacionales que podemos trabajar con Little Boy: la fe-confianza en sí mismo, la fe en Dios y la misericordia.

 

4.Para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo supera Pepper las burlas de los demás sobre su corta estatura?
  • ¿Cómo aparece expresada en la película la diferencia entre magia y providencia de Dios?
  • ¿Cómo se manifiesta la fe que Pepper tiene en sí mismo y en Dios?
  • ¿Cómo evoluciona la amistad entre Pepper y Hashimoto?
  • ¿Cómo aparece presentado el papel del padre Olivier?

4.2.Nos interplea

  • ¿Qué es para ti la fe? ¿Crees que la fe “mueve montañas”?
  • ¿En qué se muestra que una persona tiene fe en sí misma? ¿En qué se manifiesta que tienes fe en Dios?
  • ¿Porque crees que el padre Olivier le da a Pepper la lista con las obras de Misericordia para que tenga una fe más fuerte?
  • ¿Conoces las obras de misericordia corporales y espirituales? ¿Cuáles te cuestan más poner en práctica?
  • ¿Has tenido la experiencia de hacerte amigo de alguien a quienes los demás rechazaban? ¿Cómo has vivido esta experiencia?

4.3.Oramos

  • Canto
  • Auméntanos la fe

Señor, auméntanos la fe. Enséñanos que la fe no consiste en creer algo sino en creer en ti, Hijo encarnado de Dios, para abrirnos a tu Espíritu, dejarnos alcanzar por tu Palabra, aprender a vivir con tu estilo de vida y seguir de cerca tus pasos. Sólo tú eres quien “inicia y consuma nuestra fe”.

Auméntanos la fe. Danos una fe centrada en lo esencial, purificada de adherencias y añadidos postizos, que nos alejan del núcleo de tu Evangelio. Enséñanos a vivir en estos tiempos una fe, no fundada en apoyos externos, sino en tu presencia viva en nuestros corazones y en nuestras comunidades creyentes.

Auméntanos la fe. Haznos vivir una relación más vital contigo, sabiendo que tú, nuestro Maestro y Señor, eres lo primero, lo mejor, lo más valioso y atractivo que tenemos en la Iglesia. Danos una fe contagiosa que nos oriente hacia una fase nueva de cristianismo, más fiel a tu Espíritu y tu trayectoria.

Auméntanos la fe. Haznos vivir identificados con tu proyecto del reino de Dios, colaborando con realismo y convicción en hacer la vida más humana, como quiere el Padre. Ayúdanos a vivir humildemente nuestra fe con pasión por Dios y compasión por el ser humano.

Auméntanos la fe. Enséñanos a vivir convirtiéndonos a una vida más evangélica, sin resignarnos a un cristianismo rebajado donde la sal se va volviendo sosa y donde la Iglesia va perdiendo extrañamente su cualidad de fermento. Despierta entre nosotros la fe de los testigos y los profetas.

Auméntanos la fe. No nos dejes caer en un cristianismo sin cruz. Enséñanos a descubrir que la fe no consiste en creer en el Dios que nos conviene sino en aquel que fortalece nuestra responsabilidad y desarrolla nuestra capacidad de amar. Enséñanos a seguirte tomando nuestra cruz cada día.

Auméntanos la fe. Que te experimentemos resucitado en medio de nosotros renovando nuestras vidas y alentando nuestras comunidades.
(José Antonio Pagola)

  • Palabra de Dios: Mt 14, 24-34
  • Momento de reflexión personal. Peticiones espontáneas.
  • EL DIOS DE LA FE

En medio de la sombra y de la herida
me preguntan si creo en Ti. Y digo:
que tengo todo, cuando estoy contigo,
el sol, la luz, la paz, el bien, la vida.

Sin Ti, el sol es luz descolorida.
Sin Ti, la paz es un cruel castigo.
Sin Ti, no hay bien ni corazón amigo.
Sin Ti, la vida es muerte repetida.

Contigo el sol es luz enamorada
y contigo la paz es paz florida.
Contigo el bien es casa reposada
y contigo la vida es sangre ardida.

Pues si me faltas Tú, no tengo nada:
ni sol, ni luz, ni paz, ni bien, ni vida.
(José Luis Martín Descalzo)

  • ENVÍAME, SEÑOR

Señor, cuando tenga hambre,
envíame alguien necesitado de alimento.
Cuando tenga sed,
envíame alguien necesitado de bebida.
Cuando tenga frío,
envíame alguien necesitado de calor.
Cuando esté disgustada,
envíame alguien a quien consolar.
Cuando no pueda con mi cruz,
hazme compartir con algún otro su cruz.
Cuando me sienta pobre,
que comparta lo que tengo con el que tenga menos.
Cuando no tenga tiempo,
envíame alguien a quien pueda ayudar unos minutos.
Cuando esté desanimada,
dame alguien a quien poder animar.
Cuando me sienta incomprendida,
dame alguien que necesite comprensión.
Cuando piense únicamente en mí misma,
atrae mi atención hacia los otros.
(Santa Teresa de Calcuta)

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply