Más que amigos

Más que amigos, 9.0 out of 10 based on 1 rating

1.Ficha técnica

Director: Edward Norton.
Título original: Keeping the faith
Intérpretes: Edward Norton (Jake), Ben Stiller (Brian), Jenna Elfman (Anna), Anne Bancroft (Ruth), Eli Wallach (Rabino Lewis), Ron Rifkin (Larry Friedman), Milos Forman (Padre Havel).
País: Estados Unidos.
Año: 2000.
Producción: Hawk Koch, Edward Norton y Stuart Blumberg para Koch Co./Norton-Blumberg y Barber/Birnbaum.
Guión: Stuart Blumberg.
Música: Elmer Bernstein.
Fotografía: Anastas Michos.
Dirección artística: Chris Shriver.
Duración: 127 minutos.

2.Sinopsis

Grandes amigos desde niños, el Rabino Jacob Schram (Ben Stiller) y el Padre Brian Finn (Edward Norton) son hombres dinámicos y populares viviendo y trabajando el la zona Oeste de Nueva York. Cuando Anna Reilly (Jenna Elfman), una vieja amiga de la infancia y ahora convertida en una bella ejecutiva de una corporación, de pronto regresa a la ciudad, la joven vuelve a las vidas y a los corazones de Jake y Brian de forma tempestuosa. Las chispas vuelan y comienza un triángulo inusual y complicado…

3.¿Porqué “Mucho más que amigos” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

Nada mejor que una simpática comedia para tratar el tema del celibato, la sexualidad y la afectividad en la vida consagrada. A veces, esta dimensión es presentada durante la formación como un mero camino ascético sin descubrir toda su potencialidad positiva. Sin embargo, y a partir de aquí, la película nos dará la posibilidad de hablar de la propia vocación y su historia. Por ello se propone trabajar esta película bien con aquellos que ya se encuentran en el seminario o casa de formación, bien con sacerdotes y religiosos jóvenes que ya han hecho la consagración.

Más que amigos se enmarca en ese tipo de películas de historias afectivas de jóvenes de 30 años que viven insatisfacciones personales y enredos varios. Nos presta un triángulo con tres personajes que tiene un planteamiento afectivo completamente diferente: Brian  es un sacerdote católico que, obviamente, no se puede casar; Jake es un rabio que debe casarse porque nunca ha existido en su comunidad un gran rabino soltero; sin embargo se siente presionado por ella y cree que las mujeres le buscan más por su éxito y popularidad como rabino que por él mismo. Finalmente aparece Anna, una guapa ejecutiva que vive por y para su trabajo, “sin tiempo para novios” y que tiene una “relación muy especial con su móvil”.

Pero centrémonos en el padre Brian y su evolución, dejando a un lado el personaje de Jake y su relación con Anna. Cuando Brian nos narra en off su historia y su vocación nos dice que a los 8 años “ya sabía lo que quería hacer” y que entró en el seminario como si fuera una aventura. Le vemos después como un joven sacerdote contento y satisfecho con su papel, con intención de cambiar las formas, presentando “al viejo Dios con ideas modernas”, distinguiendo entre fe y religión y con una amistad ecuménica sorprendente. Como joven sacerdote experimenta un cierto “éxito pastoral”.

Sin embargo el regreso de Anna, hace que Brian se tambalee, pero ¿por qué? Podemos decir que Brian se va enamorado de ella poco a poco porque va permitiendo gestos y contactos, besos y miradas que le van enredando. Todo ello significa más de lo que la “inocente amistad primera” pudiera significar. Esto le lleva a interpretar mal la realidad: cree que Anna le desea cuando en verdad está saliendo con su amigo Jake. Brian hace que los límites y las diferencias se borren y se confundan llevándole a un estado de indefinición: ¿quién soy yo? “Me gusto más cuando estoy contigo y esto me ha hecho dudar de todo los demás”.

Hay tres conversaciones, tres momentos, que merecen ser resaltados con atención:

* la conversación que Brian y Anna tienen una tarde sobre un puente en Central Park. Son una serie de preguntas que toda persona consagrada ha escuchado alguna vez, unas veces por simple morbo y otra por un deseo sincero y profundo de conocer la vivencia del celibato. Aquí Anna sospecha: ¿lo echas de menos?, ¿cómo es posible?, ¿cómo te apañas con eso?.

Conviene detenerse a analizar las razones que Brian da para su vida célibe. Más bien son de mera utilidad y no menciona siquiera la idea del seguimiento de Jesús: “Estoy comprometido con lo que hago y me satisface. Soy feliz. (el celibato) es un símbolo de mi compromiso”. En principio son razones insuficientes, de tal manera que no le sirven para sostenerse cuando le llega la crisis. Quizá lo que le sostiene y le hace sentirse feliz y realizado es su propia actividad y éxito pastoral.

* después de su metedura de pata, a Brian lo queda otra que enfrentarse consigo mismo y pedir ayuda. Por eso acude a su párroco en un contexto de apertura de corazón y acompañamiento. El párroco por su parte, también se abre para desdramatizar la situación, y reconoce sus pequeñas infidelidades y sus enamoramientos (uno por década), para concluir con dos ideas. Primero, “nunca puedes decir que nunca podré dedicarme a otra cosa”, y segundo “nunca conseguirás comprometerte  de verdad hasta que aceptes que es una decisión que hay que tomar una y otra vez”.

* la última conversación que tomamos es la que Anna provoca en el confesionario para solucionar el problema con Brian. Anna reconoce que siempre lo ha querido como amigo y que no había nada más. Tanto Brian como Anna se sienten culpables por la situación. Ella reconoce que quizá se equivocó en la manera de expresar sus sentimientos, por lo que no soporta el hecho de haberle hecho daño. Brian, por su parte, reconoce que sabía a lo que se arriesgaba. Curiosamente, al final, es Anna quien anima a Brian a que no tenga dudas porque tiene un don.

Añadimos dos pequeños apuntes. En primer lugar la capacidad de Brian de un diálogo interreligioso con los judíos que es serio, respetuoso y que va más allá de lo establecido buscando nuevas formas de encuentro (una sala de karaoke). Resaltamos también la manera que tiene el párroco de orientar a Brian. Es un acompañamiento desde la confianza y el respeto, sin imponer las decisiones que se deben tomar personalmente, pero ofreciendo señales de orientación.

Temas vocacionales: afectividad, sexualidad, celibato, opción de vida, acompañamiento, relación con el otro sexo, toma de decisiones…

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo describirías a Brian en cuanto joven sacerdote?
  • ¿Cuáles son las primeras reacciones de Brian cuando se encuentra con Anna?
  • Ante las preguntas de Anna ¿qué razones da Brian sobre su celibato?
  • ¿Qué es lo que le lleva a Brian a entrar en crisis?
  • ¿Cómo logra salir de ella?
  • Ambos sacerdotes hablan de haberse sentido “felices” al lado de una mujer. ¿Por qué ese sentimiento de “ser feliz haciendo otra cosa” no les llevó a abandonarlo todo?
  • La película tiene tres títulos: Keepint the faith (título original, “Conservando/manteniendo la fe”), Más que amigos (en España) y Divinas Tentaciones (en América Latina). ¿Cuál de entre ellos te parece más apropiado? ¿Por qué?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué sensación de deja la película?
  • ¿Crees que toca bien el tema del celibato? ¿Qué te convence y qué no?
  • Cuando te preguntan por tu celibato ¿qué razones das?, ¿qué sensaciones tienes?, ¿experimentas burla, respeto, silencio, incomprensión…?
  • ¿Te parecen suficientes las razones que da Brian sobre su celibato?
  • ¿Qué sacas en claro de la conversación que tiene Brian con  su párroco?
  • ¿Qué relación tienes con las personas del otro sexo: serenidad, precaución, miedo, sincera amistad?
  • ¿Has tenido alguna vez la sensación de estar en “terreno peligroso” con una determinada relación? ¿Qué medidas has tomado?
  • Realmente, ¿cómo vives tu celibato? ¿Por qué has optado por él?
  • El padre mayor reconoce que se ha enamorado al menos una vez cada década, y sin embargo permanece fiel en su ministerio. ¿Qué te hace pensar esta experiencia?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado
  • Oración: AMAR A TODOS

Señor, enséñanos,
a no amarnos a nosotros mismos,
a no amar solamente a nuestros amigos,
a no amar sólo a aquellos que nos aman.
Enséñanos a pensar en los otros
y a amar, sobre todo, a aquellos
a quienes nadie ama.
Concédenos la gracia de comprender que,
mientras nosotros vivimos una vida demasiado feliz,
hay millones de seres humanos,
que son también tus hijos y hermanos nuestros,
que mueren de hambre,
que mueren de frío,
sin haber merecido morir de frío…
Señor, ten piedad de todos
los pobres del mundo.
Y no permitas, Señor,
que nosotros vivamos felices en solitario.
Haznos sentir la angustia
de la miseria universal,
y líbranos de nuestro egoísmo. Amén.
(R.Follereau)

  • AVISO PREVIO A UNOS MUCHACHOS QUE ASPIRAN A SER CÉLIBES

Será una paz armada, compañeros,
será toda la vida esta batalla;
que el cráter de la carne sólo calla
cuando la muerte acalla sus braseros.
Sin lumbre en el hogar y el sueño mudo,
sin hijos las rodillas y la boca,
a veces sentiréis que el hielo os toca,
la soledad os besará a menudo.
No es que dejéis el corazón sin bodas.
Habréis de amarlo todo, todos, todas,
discípulos de Aquel que amó primero.
Perdida por el Reino y conquistada,
será una paz tan libre como armada,
será el Amor amado a cuerpo entero.
(Pedro Casaldáliga)

  • Palabra de Dios: Lc 14, 25-33
  • Momento de silencio y meditación. Después se invita a compartir a partir de las reflexiones realizadas en torno a la película y la Palabra de Dios.
  • Páginas del diario de María:

II

Recuerdo bien que todas mis amigas vivían de esperanzas,
entrelazaban juegos, creían vivir, cantaban.
Yo me iba quedando al margen de las cosas,
vaciándome,
como una copa
que ni siquiea sospecha
por qué ha sido creada tan abierta.
Todos querían vivir mucho y muy deprisa;
yo me iba quedando en el misterio
desbordada y sola,
pero nunca
nunca cerrada,
viviendo como un tallo
que tiene ya por dentro maniatadas
las flores y el olor de las flores y su gozo
que nadie ve, pero que ya están ardiendo.
Por eso me quedaba contemplando a los pájaros,
tratando de adivinar mis alas.

VI

¡Qué sin deseos estaba el alma! Yo sabía: ser virgen
no es tener un vacío, sino arder;
no es carecer de hijos, sino de hambre;
no es llorar a la entrada del desierto,
sino caminar libre entre jardines.
Por eso no tenía que buscar la pobreza. El alma era
pobre sin darse cuenta. Sólo rica
de gozo, rica de libertad entre cautivos.
(J.L.Martín Descalzo Apócrifo de María Ed.Sígueme)

  • Plegaria siglo VIII

Señor,
quédate conmigo
y guía todas mis acciones,
mis palabras y pensamientos.
Guarda mis pies,
para que no anden ociosos,
sino que caminen al encuentro
de las necesidades de los demás.
Guarda mis manos,
para que no se abran para hacer el mal,
sino para abrazar y ayudar a todos.
Guarda mi boca,
para que no diga falsedades ni cosas indebidas
y no hable mal del prójimo.
Al contrario, que siempre esté dispuesta
para animar a todos y para bendecirte a ti,
Señor de la vida.
Guarda mis oídos,
para que no pierdan el tiempo
en escuchar palabras falsas o sinsentido,
sino que estén siempre atentos
a escuchar tu misterioso mensaje
para cumplir hoy también tu voluntad.
Amén

  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador)

Puedes ver aquí el trailer de la película (en inglés)

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply