Mi mejor amigo

1.Ficha técncica

Dirección: Patrice Leconte.
País:
Francia.
Año: 2006.
Duración: 94 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Daniel Auteuil (François), Dany Boon (Bruno), Julie Gayet (Catherine), Julie Durand (Louise), Jacques Mathou (padre de Bruno), Marie Pillet (madre de Bruno), Elisabeth Bourgine (Julia), Henri Garcin (Delamotte), Jacques Spiesser (Letellier).
Guión: Jérôme Tonnerre y Patrice Leconte; basado en un argumento de Olivier Dazat.
Producción: Olivier Delbosc y Marc Missonnier.
Música: Xavier Demerliac.
Fotografía:
Jean-Marie Dreujou.
Montaje: Joëlle Hache.
Diseño de producción: Ivan Maussion.
Vestuario: Annie Périer Bertaux.

2.Sinopsis

François es un acaudalado marchante de arte a quien sólo le interesa su negocio. Bruno es un jovial taxista que es como una enciclopedia andante. El destino les unirá cuando François acepte una inusual apuesta: su socia, Catherine, le reta a que le presente a un amigo. Es en ese momento cuando François cae en la cuenta de que, en realidad, no hay nadie en el mundo a quien pueda llamar amigo. En plena y desesperada búsqueda de ese amigo salvador, la casualidad hace que François viaje varias veces en el taxi de Bruno y se dé cuenta de que el taxista tiene una habilidad innata para congeniar con todo el mundo. Así, el marchante le ofrece pagarle un buen dinero para que le enseñe a hacer amigos como los hace él.

3.¿Por qué “Mi mejor amigo” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

Agradecemos a Patrice Leconte el hecho de ofrecernos una película sencilla y para todos los públicos, pero con un tema de fondo de vital trascendencia. Es una propuesta que se queda a mitad entre la comedia y el drama, porque nos presenta algo tan importante como la amistad, de una forma amena y divertida. Como diremos más adelante,  “Mi mejor amigo” nos da la oportunidad de reflexionar sobre las capacidades humanas necesarias y básicas para poder llevar a delante un proyecto de vida vocacional. Por eso es apropiada para un video-fórum de carácter vocacional.

La película nos ofrece un díptico con dos personajes centrales que son muy diferentes pero que en el fondo tienen un mismo problema. François es un marchante de arte con un carácter distante, prepotente y malhumorado; más interesado por lo material que por la interioridad o la afectividad. Por su arrogancia se verá dentro de una apuesta sin sentido con la que le reta su colega Catherine. La apuesta no es otra que demostrar en un plazo de diez días que tiene un amigo de verdad, porque le echan en cara el hecho de no tener ninguno.

François se irá dando cuenta que, verdaderamente, tiene muchos socios, conocidos, clientes y contactos, pero que no tiene amigos. Y es algo que no nos debe extrañar porque François no sabe ni siquiera lo que es la amistad, por lo que llegará a reconocer que es un negado para ella.

En esta búsqueda desesperada de hacer un amigo se topará con Bruno, un taxista que es una enciclopedia viviente y que tiene una facilidad enorme de “enganchar” con la gente. Fascinado por su “don de gentes”, François le pedirá que le enseñe a ser simpático, porque “debe haber unos principios básicos”. Bruno acepta la propuesta dando lugar a disparatadas situaciones. Al final parece que el método de las tres “S” es muy sencillo: sinceridad, simpatía y sonrisa. Tan sencillo es el método que François irá de fracaso en fracaso.

Sin embargo, vamos descubriendo poco a poco que Bruno tampoco tiene amigos de verdad: “ser amigo de todo el mundo es ser amigo de nadie”. Llegará a aceptar que la amistad no existe y que esos seres raros y diferentes que son ellos dos, siempre restarán solos. Pero conforme pasa el tiempo los dos solitarios van desarrollando entre ellos los lazos de una amistad, o al menos eso es lo que pensaba Bruno. A François sólo le interesaba ganar la apuesta y con ella, el jarrón griego, poco le importa la persona de Bruno.

Así, la destrucción de ese jarrón griego que estaba en juego y que representaba la amistad entre Aquiles y Patroclo, se convierte en un símbolo de la ruptura de esa amistad incipiente entre François y Bruno. De la mano de Catherine, François aprenderá al final la lección. Tiene que reconocer que no se ha dejado ayudar y que ha sido ciego. No ha sabido ver que Catherine era la primera candidata para convertirse en su amiga. Pero se enceró en sí mismo preso de su arrogancia y su orgullo.

La referencia final que se hace a “El Principito” nos da la clave para entender la verdadera amistad. He aquí el texto:

-Ciertamente –Dijo el Zorro-. Para mí tú no eres aún más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no tengo necesidad de ti. Y tú tampoco tienes necesidad de mí: yo soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero si tú me domesticas, tendremos el uno necesidad del otro. Serás entonces el único del mundo para  mí. Yo seré también para ti el único en el mundo (De Saint-Exupéry, Antoine. El Principito)

Como nos dice Martín Palma: “François tiene el problema de que sólo quiere domesticar y ser el único para el otro pero no quiere ser domesticado ni que el otro le sea único… En otras palabras: quiere los beneficios pero no las exigencias de la verdadera amistad. “.

Vale también este comentario de Oswaldo Osorio: “Más que hablar expresamente de la amistad, la película propone ser un pequeño tratado, no exento de ironía y humor, sobre cómo no tener amigos. Y para hacerlo nos presenta al personaje de François con una colección de defectos que no le huyen a la caricatura y que son el antídoto perfecto para conseguir congéneres que lo estimen, aunque sea sólo un poco. Básicamente, lo importante para François es él mismo y sus posesiones, es decir, es un egoísta rematado y un materialista sin asomo de humanidad, lo cual no excluye que sea cortés y bien educado (…) Es una ironía con la que juega Patrice Laconte, que este personaje sea un maestro sin práctica, también un desvalido social, con lo cual se echan por tierra todas las fórmulas que aquí se proponen para acceder a la amistad”.

Mi mejor amigo” nos permite reflexionar sobre la madurez humana de la personas. Porque uno de los criterios de discernimiento vocacional es que el candidato tenga unas relaciones humanas normales y una capacidad normal de vivir la amistad. Ante todo, personas sin rarezas. Quien no es capaz de comprometerse en una relación de amistad, ¿cómo se va a comprometer con el Cristo que llama a seguirle?

Además, la película nos puede servir para evaluarnos ( o que nos evalúen) en cuanto a la sinceridad, la simpatía y la sonrisa. ¿Soy sincero, simpático? ¿Sonrío? O por el contrario ¿soy retorcido, huraño y siempre con muecas?

Aunque es una película apropiada para todos, es aconsejable de trabajarla con los adolescentes.

4.Materiales para trabajar la película.

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo describirías los dos personajes principales: François y Bruno?
  • ¿Por qué tienen dificultades para tener o conservar amigos?
  • ¿Qué definiciones de amistad aparecen en la película?
  • ¿Por qué el director Patrice Leconte introduce una referencia a “El Principito”? Se puede encontrar el capítulo entero de el Príncipe y el zorro en este enlace.
  • ¿Qué lección ha aprendido François al final?

4.2.Nos interpela.

  • Recuerda las definiciones que se dan de la amistad en la película: amigo es aquel a quien le puedes llamar a cualquier hora, amigo es quien correría riesgos por ti, alguien a quien se puede pedir lo que sea… ¿Estás de acuerdo con estas definiciones? ¿Qué es para ti la amistad?
  • ¿Cuántos amigos tienes? ¿Quiénes son? ¿Por qué son tus amigos?
  • ¿Has tenido alguna vez la misma experiencia de François y Bruno: conocer a mucha gente y no tener amigos de verdad? ¿En qué te pareces a ellos?
  • ¿Te consideras un buen amigo? ¿Cómo alimentas y mantienes la amistad?
  • ¿Qué te sugiere el texto citado de “El Principito”?
  • ¿Qué sacrificios te pide la amistad? ¿Qué eres capaz de hacer por tus amigos? ¿Estás dispuesto a dejarte domesticar?
  • ¿Qué relación de amistad tienes con Jesús?

4.3.Oramos.

  • Canto adaptado y conocido por el grupo
  • Poema

Feliz el que ha sabido encontrar grandes
amigos y en cada uno de ellos,
ha encontrado una parte de sí mismo,
que así quedó salvada para siempre.
Feliz el que en sus amigos
halló comprensión.
Y esa comprensión le ayudó
a comprenderse a sí mismo.
Feliz el hombre que,
a travéz de los datos de una firme amistad,
ha sabido concebir como
“Amor de Amistad”
el amor que entre su alma y su
Señor debe mediar.
(José María Cabodevilla)

  • Oración

Señor:
Hoy te pido por todos mis amigos…
Tú sabes cuáles, cuántos y cómo son.
Algunos más antiguos y otros más recientes;
Algunos alegres y expresivos;
Otros tímidos y callados;
Otros sinceros y bulliciosos…
en fin, todos diferentes,
Todos especiales y muy valiosos.

Te pido que tengan una buena comunicación contigo,
aunque a veces entre nosotros no nos comuniquemos tanto.

Que con sus padres y hermanos y en general su familia,
compartan mucho, aunque a veces sin quererlo
nuestro compartir como amigos no sea tan frecuente.

Que cuando brinden su cariño a otros,
lo hagan con dedicación y lealtad
y obren siempre con sinceridad,
Aunque a veces la gente que encuentren
en su diario vivir no les responda así.

Pero lo que más te pido señor,
es que el día en que nos llames
y nos encontremos todos allí contigo,
sigamos contando los unos con los otros
y podamos decir que… seguimos siendo Buenos Amigos!

(Tomado de oracionyreflexion.com)

  • Texto bíblico: Jn 15, 11-17
  • Momento de silencio para meditar la Palabra de Dios desde la película y el debate. Después se puede compartir lo reflexionado y hacer oraciones espontáneas.
  • Salmo de la amistad:

Voy de camino contigo, Señor Jesús,
al romper el alba.
He dejado atrás la noche
y quiero contigo andar
el camino de la amistad, Maestro.

Vengo ante ti en tu búsqueda
para encontrar tu amistad sincera
Quiero abrir mi mano y dar sin medida.

Quiero decirte al hermano
que la vida es bella y es nueva
cuando nos encontramos y nos queremos.

Quiero derribar las murallas de mi castillo.
Quiero amar más allá del amor,
con el amor de Dios.

Quiero dar sin esperar.
Quiero hacer de mi corazón
lugar de reconciliación.

Quiero que mi mano sea saludo y perdón.
Quiero sembrar estrellas de alegría y de paz.
Quiero llevar mi ramo de olivo a los hombres de la tierra.
Quiero llenar mi vida de tu amistad
Quiero llenar mis amistades de ti.

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador

Puedes ver aquí el trailer de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply