::Patch Adams
Guia vocacional para adolescentes y jóvenes (253Kb)
Título original: Patch Adams (1998)
Director: Tom Shadyc
Temas vocacionales: Mision, servicio, alegría, motivaciones, superación.

1.Ficha técncica

Dirección: Tom Shadyac.
Año: 1998
Nacionalidad: USA
Género: Comedia
Duración: 115 m.
Intérpretes: Robin Williams (Patch Adams)   Daniel London (Truman)   Monica Potter (Carin)   Philip Seymour Hoffman (Mitch)    Bob Gunton (Dean Walcott)    
Guión: Steve Oedekerk
Fotografía: Phedon Papamichael
Música: Marc Shaiman
Montaje: Don Zimmermann

2.Sinopsis

Basada en una historia real, la película es la biografía del médico Patch Adams quien revolucionó a la comunidad médica oficial aplicando singulares terapias consistentes en hacer reír y proporcionar afecto a los pacientes enfermos de cáncer.

3.¿Porqué "Patch Adams " es una película vocacional? Apuntes para el animador
Basada en una historia real Patch Adams se nos presenta como una típica película vocacional en torno a la evolución y misión de un personaje que podríamos llamar "carismático".

Después de un intento de suicidio, Patch se siente sanado en el sanatorio después de haber ayudado de una manera sorprendente a su compañero de habitación a superar sus miedos. Este hecho le da una orientaición y un objetivo a su vida. Es una forma de conversión: quiere ayudar a la gente, escucharla, ofrecer consejos y esperanza. Pero sabe que necesita formarse, por eso unos años después se pone a estudiar medicia aunque ya es algo mayor para ello.

Aunque estudia con toda su ilusión, objeteniendo buencas calificaciones, Patch encuentra la universidad excesivamente fría y teórica, más preocupada en el saber que en el trato humano y cercano con los pacientes; más centrados en tener el título de doctor que de mejorar la calidad de vida de sus pacientes. Para él es más importante el paciente que la enfermedad en sí. Por eso rompe las normas para hacer las prácticas que están reservadas a los alumos a partir de tercero de carrera.

Como suele ocurrir en este tipo de películas, los ideales de Patch Adams se darán de bruces con la incomprensión de su entorno. Primero será la medicina en cuanto institución, simbolizada en el rector y director del hospital que refleja la tradición, el saber y la experiencia acumulada. Pero no sólo eso, sino que también experimenta la incomprensión de los más cercanos: el amigo que le sigue sin mucha convicción, el compañero de habitación que se siente insultado por sus métodos y la chica que busca reconocimiento y prestigio y pasa de un estudiante que parece tan poco serio.

Patch como es un apasionado natural, no se riende ante las dificultades, y conseguirá que tanto Truman como la chica le sigan en un proyecto totalmente novedoso: un hogar donde acoger a todos los que son rechazados por el sistema, sus burocracias y sus seguros médicos.

Dos serán los momentos de crisis que Patch tendrá que superar. Primero el enfrentamiento con la insititución cuando el director le amenza con echarle, pues representa un peligro para el sistema. Para Pach no será difícil superarlo, aprendió en el sanatorio a no centrarse ni focalizarse en el problema, sino ir más allá, siempre hacia delante.

La segunda crisis será más personal y difícil de superar. La muerte de Carin le rompe sus esquemas y sus ideales de confiar en el amor y bondad natural de la gente. Se siente desengañado consigo mismo. Queriendo ir demasiado lejos ha causado la muerte de la chica a la que adoraba como un adolescente. Aunque le animen a quedarse, aunque su antiguo enemigo y compañero de habitación se lo pida, Parcha Adams se irá. Sólo superará esta situación desde la oración, una oración de protesta y esperanzada, al borde del abismo y al borde del suicidio. Pero una oración con respuesta.

Con estos elementos se llega al final del film en un tipico juicio de "buenos y malos". Es aquí donde la película se muestra más débil y el guión más flojo y previsible. El jucio será en definitiva entre el origen y el sentido de ejercer la medicina, contra el prestigio y el saber. El carisma y la institución.

En Patch Adams podemos trabajar temas como la misión de compartir la vida con los más necesitados, las motivaciones, el servio como terapia, la superación de problemas y dificultades cuando hay un sueño, el binomio carisma-institución... Es ver y descubrir la vocación como pasión por servir.

Para completar este comentario sugiero algunos sitios que ayuden a comprender la verdadero Patch Adams. Creo que trabajar algo de lo que se puede encontrar aquí dará una visión más realista a la historia:

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Qué es lo que salva a Patch Adams de sus problemas?
  • ¿Qué le mueve a estudiar medicina? ¿Qué espera aprender?
  • ¿Qué representa Patch Adams?
  • ¿Porqué y por quienes no es aceptado?
  • ¿Qué crisis sufre y cómo las supera?
4.2.Nos interpela
  • ¿En qué te interpela el personaje de Patch Adams?
  • ¿Has vivido algún momento en tu vida que haya supuesto un punto de cambio y de inflexión? ¿Cómo ha sido?
  • ¿En qué momentos te has sentido desengañado como Patch por la frialdad de lo institucional?
  • ¿Te planteas tu vida como servicio? ¿En qué sentido?
  • ¿Qué esperiencias tienes de querer ayudar a los demás y sentirte incomprendido u oprimido por ciertas normas? ¿Cómo lo superas?
  • ¿Puedes contar alguna experiencia que hayas vivido en la que el humor ha servido para superar una situación complicada?
  • ¿Qué valor tiene en tu vida el buen humor y la risa?
4.3.Oramos

-Canto conocido por el grupo.

-Oración del buen humor

Señor, dame una buena digestión
y, naturalmente, algo que digerir.
Dame la salud del cuerpo
y el buen humor necesario para mantenerla.
Dame un alma sana, Señor,
que tenga siempre ante los ojos lo que es bueno y puro,
de modo que, ante el pecado, no me escandalice,
sino que sepa encontrar el modo de remediarlo.
Dame un alma que no conozca el aburrimiento,
los ronroneos, los suspiros ni los lamentos.
Y no permitas que tome demasiado en serio
esa cosa entrometida que se llama "yo".
Dame, Señor, el sentido del humor.
Dame el saber reírme de un chiste,
para que sepa sacar un poco de alegría a la vida
y pueda compartirla con los demás
(Santo Tomás Moro)

-Proclamación de la Palabra de Dios: Flp 4, 4-9

-Momento para la reflexión y la oración personal

-Texto: "Sentido del humor" por José María R.Olaizola s.j.

Hay todo tipo de risas. Risotadas estruendosas y risitas idiotas. Risa contagiosa, que te provoca al menos una sonrisa, y risa estridente que te suscita deseos de estrangular a alguien (generalmente al risueño).

Hay risa floja, esa que se te escapa cuando no sabes cómo reaccionar -una versión frecuente de la risa floja es la risa etílica, también conocida como "punto", "puntín", o similares. La risa forzada se ve a la legua, y a veces hay que calificarla de falsa (reir gracias baratas por aquello de quedar bien); otras veces, en cambio, es más bien benévola (no te ha hecho ninguna gracia, pero te ríes por no desanimar al chistoso).

Uno se puede reír solo, cosa que ocurre si se recuerda algún episodio cómico, o si se está enamorado, o si parece que, por una vez, todo va bien. Da gusto reírse en grupo, cuando se consigue uno de esos momentos de distensión, que no se sabe cómo llegan a surgir; pero el hecho es que en alguna circunstancia te encuentras así, alegre, animado, cordial, confiado con los tuyos.

Lo que resulta evidente es que un mundo sin risa sería un mundo inhumano. Un mundo de humanoides sin sentimientos; es ese mundo tan típico de alguna película de ciencia ficción en la que una especie extraña ocupa cuerpos humanos, convertidos entonces en cascarones insensibles (por cierto, ¿lo de andar todo el día acelerados, cabreados, con prisa, con la sensación de no llegar nunca, de estar desbordados por lo urgente, y serios, muy serios, será el primer síntoma de "invasión alienígena"?)

Parece que es necesaria la risa, pero no vale cualquiera. Apostemos por una risa de calidad; de calidad quiere decir sincera. Compartamos la alegría. Es importante reír por lo pequeño, por lo sencillo, incluso por lo simple. Necesitamos tener momentos para mirar con ingenuidad a las cosas, y encontrarles el lado cómico, a los problemas  y también (sobre todo) a las propias manías y neuras. Ver el pasado con una pizca de humor es el primer paso para vivir la reconciliación. Estar alegres en el presente es una forma de sencillez. Y mirar al futuro con gozo es esperanza. Sonríe.

(Tomado Pastoralsj)

-Oración del payaso.

Señor:
Soy un trasto, pero te quiero,
te quiero terriblemente, locamente, que es
la única manera que tengo yo de amar,
porque, ¡sólo soy un payaso!
Ya hace años que salí de tus manos,
pronto, quizá, llegará el día en que
volveré a Ti...
Mi alforja está vacía, mis flores
mustias y descoloridas
sólo mi corazón está intacto...
Me espanta mi pobreza,
pero me consuela tu ternura.
Estoy ante Ti como un
cantarillo roto, pero con mi
mismo barro puedes hacer
otro a tu gusto...

Señor:
¿Qué te diré cuando me pidas
cuentas? Te diré que mi vida,
humanamente, ha sido
un fallo, que he volado
muy bajo.

Señor:
Acepta la ofrenda de este atardecer...
Mi vida, como una flauta, está llena
de agujeros...
pero tómala en tus manos divinas.

Que tu música pase
a través de mí y llegue
hasta mis hermanos
los hombres, que sea
para ellos ritmo y melodía
que acompañe su caminar,
alegría sencilla
de sus pasos cansados...

(Menchu Soler)

-Padrenuestro

-Canto final

Preparado por Carlos Comendador Arquero

Volver arriba

:: El hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, está llamado constitutivamente a la paz y a la armonía con Dios, con los demás hombres, consigo mismo y con toda la creación. El CINE puede hacerse intérprete de esta inclinación natural, y transformarse en ámbito de reflexión, de promoción de valores y de invitación al diálogo y a la comunión.

:: El CINE puede contribuir a acercar a personas distantes, reconciliar a enemigos, y favorecer un diálogo más respetuoso y fecundo entre culturas diversas, señalando el camino de una solidaridad creíble y duradera, presupuesto indispensable para un mundo de paz. ¡Sabemos cuánta necesidad de paz tiene el hombre para ser verdadero artista y realizar un verdadero CINE! (JUAN PABLO II)