Prueba de fuego

Prueba de fuego, 10.0 out of 10 based on 3 ratings

1.Ficha técnica

Título Original: Fireproof
Año de producción: 2008
País: EE.UU.
Duración: 122 min.
Género: Drama, Romántico
Dirección: Alex Kendrick
Producción: Samuel Goldwyn,Sherwood Pictures, Provident Films, Carmel Entertainment.
Intérpretes: Kirk Cameron, Erin Bethea, Ken Bevel, Stephen Dervan, Eric Young, Jason McLeod
Guión: Alex Kendrick, Stephen Kendrick
Música: Mark Willard
Fotografía: Bob Scott

2.Resumen

Caleb Holt, un heroico capitán de bomberos valora la dedicación al trabajo y el servicio a los demás por encima de todo. Ahora su matrimonio está a punto de deshacerse en humo. Una historia para transformar su vida y su matrimonio a través del curador poder de la fe y del código de los bomberos: “Nunca dejes a un compañero”.

3.¿Porqué “Prueba de fuego” es una película vocacional? Apuntes para el animador

No son muchas las películas que nos hablen de la fidelidad en el matrimonio, más bien encontramos lo contrario: el amor es algo que alguna vez se acaba y por eso es necesario cambian de “compañero/a”. Más difícil aún es que una película muestre la importancia de la experiencia de fe y del encuentro con el Señor como el fundamento para superar todas las crisis y lograr la realización personal en el matrimonio. Por eso presentamos con mucho interés esta película que en su estreno hizo furor en Estados Unidos, para mostrar el sentido profundo de la vocación al matrimonio.

La película de Alex Kendrick comienza con un dialogo entre una madre y su hija sobre el matrimonio que nos invita a considerar el resto como un flashback. Así, nos encontramos con una pareja en crisis. Caleb es un capitán del cuerpo de bomberos que arriesga su vida para salvar las de otros. Catherine, su mujer, trabaja como relaciones públicas en un hospital. Por culpa de los horarios de trabajo se ven difícilmente en casa y cualquier dificultad cotidiana se convierte en una discusión. Se piden respeto uno al otro, pero no se lo dan mutuamente. La comunicación se ha perdido y parece como si todo se echara a perder. Catherine, harta de la situación, le ha pedido el divorcio a Caleb, que sólo encuentra algo de refugio en su adicción a la pornografía en internet.

Sin embargo no todo está acabado. Por un lado, Caleb cuenta con el apoyo de un compañero de trabajo. Él se presenta sin tapujos como creyente y da ejemplo su fidelidad a su mujer. Su propia experiencia, habiendo pasado ya por un divorcio, será de gran ayuda. Le explica el sentido de la alianza y de los votos dados delante de Dios. Será aún más exigente cuando le interpela sin tapujos: “tú que salvas vidas del fuego, ¿vas a dejar que tu matrimonio se queme sin más?”. Su experiencia como bombero le sirve para establecer la comparación/analogía que nos acompaña en toda la película desde el principio: “nuca abandones a tu compañero en un incendio”.

Por otro lado, Caleb cuenta con sus padres. También ellos pasaron por un momento de crisis muy grave. Caleb aceptará dejarse orientan por los conejos que su padre le ha escrito en un cuaderno que ha titulado “Reto de amor”. Así cada día (durante cuarenta días) tendrá que poner en práctica un consejo para intentar salvar su matrimonio.

Conocemos el significado que el número cuarenta tiene en la Biblia: los cuarenta años del pueblo de Israel en el desierto o los cuarenta días de Jesús son períodos de prueba y de conversión profunda. Este es el desierto que tiene que atravesar Caleb y lo hará con muchas dificultades y desánimos. En varias ocasiones tendrá la tentación de abandonar y de dejarlo todo porque Catherine no aprecia nada de lo que hace por ella. Se trata de una crisis en la crisis. Pero es ahí, en el punto más hondo, en la experiencia más profunda de fracaso y de vulnerabilidad, de dar amor y de sentirse rechazado, donde Caleb acepta como única tabla de salvación la experiencia de fe de sus padres que le hace descubrir una verdad que no quería ver: su pecado es la causa de su fracaso matrimonial, es un pecador que necesita el perdón y la salvación de Jesucristo. Desde el ejemplo de Jesús Caleb es invitado a descubrir el sentido profundo del amor: el amor no es una recompensa, se ama aunque no se merezca. De ahí surge la oración profunda para que el Señor le enseñe a ser un buen marido.

Caleb necesita un gesto para expresar esta conversión. Se olvidará del sueño de comprarse un barco con el dinero que lleva ahorrando desde hace años para comprar la cama y los accesorios que desde hace tiempo necesita la madre de Catherine, enferma de alzhéimer. Es el olvido de sí mismo para amar a aquella que no le hace caso.

Cuando Caleb encuentra la ocasión le pedirá perdón a Catherine, como si de una confesión se tratase, por todo su egoísmo y podrá testimoniar sobre su cambio y sus motivaciones: “Dios me ha cambiado”. Finalmente la reconciliación entre Caleb y Catherine nos ayuda a entender el matrimonio como un compromiso y no como un contrato.  La motivación última se encuentra en la cita que se nos ofrece al final: “Dios nos ha mostrado su amor haciendo morir a Cristo por nosotros cuando aún éramos pecadores” (Rm 5,8). La idea de la película es recordar que la vida matrimonial no está exenta de dificultades, y si uno la estima como valiosa, ha de poner empeño para fortalecerla día a día, con pequeños detalles y contando con la ayuda de Dios.

Antes de terminar hay una serie de aspectos que interesa resaltar:

– la importancia de encontrar un consejero o un acompañante apropiado en un momento de crisis. Mientras en el trabajo Catherine sólo encuentra compañeras que la animan a la separación o un médico sin escrúpulos que la empuja hacia la infidelidad, Caleb encuentra por el contrario en un compañero y en sus padres el estímulo para luchar por salvar su matrimonio. Además no sólo dan consejos, sino que lo hacen como testigos de una experiencia de encuentro con el Señor. No ocultan su fe, pero no agobian a Caleb, le dejan hacer su propio camino de fe.

– en sus reglas de discernimiento S.Ignacio nos dice que “en tiempo de desolación nunca hacer mudanza, mas estar firme y constante en los propósitos y determinación en que estaba el día antecedente a la tal desolación”. Hay aquí una gran sabiduría. Hoy diríamos que no se debe tomar grandes decisiones vitales cuando en caliente.

– la necesidad del perdón como paso previo a la reconciliación.

– es importante saber detectar los posibles problemas que pueden venir por la incompatibilidad entre el trabajo y la vida familiar

Sin duda es una película para trabajar con los adolescentes y jóvenes en general, pero también con novios y matrimonios que llevan ya algunos años casados. Nos ayuda a hablar de la vocación al matrimonio, de la toma de decisiones, la superación de dificultades, de la fe, del perdón…

4.Materiales para trabajar la película.

4.1.Vemos y analizamos

  • Al principio de la película, ¿cómo se nos presenta la situación matrimonial entre Caleb y Catherine?
  • ¿Qué te sugiere el título del cuaderno que Caleb recibe de su padre “Reto de amor”?
  • ¿Cómo se presenta en la película la comparación entre la crisis matrimonial y el fuego?
  • ¿Cuál es la ayuda que recibe Caleb de su compañero de trabajo? ¿Y de sus padres?
  • ¿Qué papel juega la experiencia de fe, de encuentro con Jesús, en el proceso personal de Caleb?
  • ¿Qué mensaje ha querido transmitir el director de la película?

4.2.Nos interpela

*Para adolescentes y jóvenes

  • ¿Estás de acuerdo con la imagen del matrimonio que se ofrece en la película? ¿Por qué?
  • ¿Es el matrimonio una vocación? ¿Por qué?
  • ¿Crees que son normales las crisis en el matrimonio?
  • ¿Crees que merece la pena luchar por mantener un matrimonio que se encuentra en crisis?
  • ¿Qué pruebas del “Reto de amor” te han llamado más la atención? ¿Por qué?
  • ¿En qué sentido tu experiencia de fe puede ayudarte a vivir el matrimonio?

*Para novios y matrimonios

  • ¿Estás de acuerdo con la imagen del matrimonio que se ofrece en la película? ¿Por qué?
  • ¿Es el matrimonio una vocación? ¿Por qué?
  • ¿Qué experiencia de crisis habéis tenido en vuestro noviazgo o matrimonio? ¿Cómo las habéis superado? ¿Qué os han hecho cambiar?
  • ¿Qué pruebas del “Reto de amor” te han llamado más la atención? ¿Por qué?
  • ¿Qué pruebas has aplicado ya en tu vida? ¿Cómo te han ayudado?
  • ¿En qué sentido tu fe te ayuda a vivir tu matrimonio?
  • ¿Qué invitación os hace esta película en vuestra vida de pareja (novios o casados)

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo
  • Oración por la familia (Juan Pablo II)

Oh Dios, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra,
Padre, que eres Amor y Vida,
haz que en cada familia humana sobre la tierra se convierta,
por medio de tu Hijo, Jesucristo, “nacido de Mujer”, y del Espíritu Santo,
fuente de caridad divina,
en verdadero santuario de la vida y del amor
para las generaciones porque siempre se renuevan.
Haz que tu gracia guíe a los pensamientos y las obras de los esposos
hacia el bien de sus familias y de todas las familias del mundo.
Haz que las jóvenes generaciones encuentren en la familia
un fuerte apoyo para su humanidad y su crecimiento en la verdad y en el amor.
Haz que el amor, corroborado por la gracia del sacramento del matrimonio,
se demuestre más fuerte que cualquier debilidad y cualquier crisis,
por las que a veces pasan nuestras familias.
Haz finalmente, te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret,
que la Iglesia en todas las naciones de la tierra
pueda cumplir fructíferamente su misión en la familia y por medio de la familia.
Tú, que eres la Vida, la Verdad y El Amor, en la unidad del Hijo y del Espíritu santo.

  • Oración por un matrimonio en crisis

Señor,
aquí estamos, los dos frente a ti ,
como aquel día en que recibimos el sacramento del matrimonio.
Como aquel día en que bendijiste nuestro amor.

Pero ahora señor estamos derribados, secos,
lejos de ti,
sin el agua de tu amor.

Y ya nuestro amor se ha secado,
derrama tu Santo Espíritu sobre nosotros,
para que nos limpie, nos lave, nos restaure y nos renueve,
para que ese amor que tú bendijiste
brote nuevamente.

Señor corta y libera toda atadura de ambos al pecado,
aleja todo espíritu de infidelidad,
paséate por nuestra familia, por nuestro hogar,
bendice nuestros hijos, bendice nuestras vidas.

Permite señor que yo sea la mujer que mi esposo anhela,
y que el sea el hombre que yo anhelo.
Señor restaura ese sacramento fuerte por el que estamos unidos.
Sana Señor.

Señor que la Sagrada Familia se mude a mi hogar,
para que como madre sepa criar a mis hijos,
al estilo de María.
Y para que mi esposo tenga la fuerza
y la valentía de San José,
y para que nuestros hijos sean como Jesús.

Mándanos a tus Santos Ángeles,
a los Arcángeles San Rafael, San Gabriel y San Miguel,
para que nos protejan.

Derrama tu preciosa sangre sobre este matrimonio,
sobre el hogar, sobre la familia,.
Escóndenos en tus preciosas llagas,
Y Madre María, cúbrenos con tu manto.
Amen, amen, amen.

  • Palabra de Dios Mc 10, 1-9
  • Momento de reflexión a partir del Evangelio y del debate.
  • Los Diez Mandamientos del Matrimonio.

1. Amarás en sus cuatro dimensiones: dimensión afectiva, dimensión espiritual, dimensión de amistad y dimensión sexual.

2. Respetarás a tu cónyuge. El respeto se pierde por: la palabra, el silencio (silencios que matan), los gestos: (cuando se llega a gestos violentos, se acaba el matrimonio).

3. Te comunicarás con tu cónyuge. Saber escuchar y hablar. No es mera charla, sino sacar todo lo que hay en el interior.

4. Te desvivirás en detalles para con tu cónyuge (esa flor, ese gesto, esa palabra que sabes que le gusta).

5. Cultivarás el sentido del humor. La vida no es una comedia, pero tampoco una tragedia. Es un drama, con cosas buenas y malas.

6. Regalarás a tu cónyuge un día de paseo al mes, los dos solos, sin los hijos.

7. Vivirás el matrimonio no como una meta, sino como un camino. Si lo consideras una meta es como decir “ya llegué”, entonces ya todo terminó, me canso, me aburro, me apoltrono y termino con otra.

8. No sacarás los agravios, defectos y fallos a cada rato. Lo pasado, pisado.

9. Sabrás perdonar, incluso la infidelidad.

10. Confiarás en tu cónyuge. Los celos matan el matrimonio.

Estos Diez Mandamientos deben sustentarse en Dios, sino son muy difíciles de cumplir.

  • Señor de las Bodas de Caná

Un día nos unimos en el matrimonio
y tú fuiste el invitado de honor.
Tú no podías faltar
porque donde está el amor ahí estas tu,
y donde faltas el amor se hace imposible.
Cuando la fiesta de nuestro amor
ya terminaba para todos,
para nosotros apenas comenzaba.
Los otros invitados se fueron, Señor,
y nos quedamos los tres.
Tú te quedaste para que la fiesta continuara.
Tú sabías que a nosotros, como a todos,
podía sucedernos alto triste:
que el vino generoso de la fiesta
se convirtiera poco a poco
en el agua insípida de lo cotidiano.
Por eso te quedaste con nosotros,
para que el agua de cada día
se convirtiera en un vino mejor que el primero.
Y cada vez que esto sucede,
cada vez que nuestro amor se hace más fuerte,
más sereno y más maduro,
sabemos que se repite tu milagro
y nosotros creemos más en ti.
También los otros, Señor,
comenzando por nuestros hijos,
pueden creer mejor en ti,
cuando ven que tu amor está con nosotros.
Desde el día de nuestro matrimonio
nuestro amor es algo más que el amor nuestro,
porque es también el tuyo,
y por eso somos un signo, un sacramento
del amor que te une con el Padre
y el amor con que Dios ama a los hombres.
Gracias, Señor, por estar con nosotros;
gracias también por la presencia de María,
tu madre y madre nuestra,
que nos ayuda a descubrirte y a escucharte
para que hagamos lo que esperas de nosotros,
y no nos falte nunca el vino de tu amor

Preparado por Carlos Comendador

Puedes ver aquí el trailer de la película:

GD Star Rating
loading...

1 Comment

One Response to “Prueba de fuego”

  1. Yves dice:

    Gracias por realizar esa pelicula, de verdad es una pelicula vocacional. Dios les bendiga

    GD Star Rating
    loading...

Leave a Reply