Quiero ser como Beckham

Quiero ser como Beckham, 10.0 out of 10 based on 1 rating

1.Ficha técnica

Dirección: Gurinder Chadha.
Países:
Reino Unido y Alemania.
Año: 2002.
Duración: 110 min.
Interpretación: Parminder Nagra (Jess Bhamra), Keira Knightley (Jules Paxton), Jonathan Rhys Meyers (Joe), Anupam Kher (Sr. Bhamra), Archie Panjabi (Pinky Bhamra), Shaznay Lewis (Mel), Frank Harper (Alan Paxton), Juliet Stevenson (Paula Paxton), Shaheen Khan (Sra. Bhamra), Ameet Chana (Tony), Pooja Shah (Meena), Paven Virk (Bubbly), Preeya Kalidas (Monica), Trey Farley (Taz), Saraj Chaudhry (Sonny), Imran Ali (Gary), Kulvinder Ghir (Teetu), Harvey Virdi (Madre de Teetu), Ash Varrez (Padre de Teetu).
Guión: Gurinder Chadha, Guljit Bindra y Paul Mayeda Berges.
Producción: Deepak Nayar y Gurinder Chadha.
Música: Craig Pruess.
Fotografía:
Jong Lin.
Montaje: Justin Krish.
Dirección artística: Nick Ellis.
Vestuario: Ralph Holes.

2.Sinopsis

Jess tiene dieciocho años y sus padres quieren que sea una encantadora y convencional chica india. Pero ella solamente quiere jugar al fútbol como su héroe, David Beckham, la estrella del Manchester United. Para Jess, eso significa darle patadas a un balón en el parque con sus amigos, hasta que la descubre Jules, una joven que la invita a unirse al equipo de fútbol femenino local. Las chicas tienen la misma edad y comparten los mismos sueños. Al tiempo que se va consolidando su amistad, el equipo empieza a viajar para jugar en otras ciudades. Pero los padres de Jess no entienden por qué no se calma, estudia derecho y aprende a cocinar. No entienden por qué no puede parecerse a su hermana mayor, Pinky, que está prometida con el hombre adecuado. Jules sueña con jugar en la liga femenina de fútbol de Estados Unidos, pero lo que desea su madre es que sea un poco más femenina. ¿Cómo va a encontrar novio si ni siquiera se pone un vestido? Pero Jules y Jess se sienten atraídas por el mismo hombre, el único en el que no pueden fijarse, Joe, su entrenador.

3.¿Por qué “Quiero ser como Beckham” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

Ofrecemos esta comedia para presentar a los adolescentes algunos aspectos de la vocación. El film es una buena propuesta de Gurinder Chada con la que se toca varios temas interesantes: la igualdad de género, la aceptación de las culturas, la inmigración, mestizaje, la superación de complejos, la obediencia a los padres, homosexualidad… Como se puede ver, no es una película sobre fútbol. Nosotros, como siempre, leeremos todo desde un punto de vista vocacional. Los diálogos son muy ricos y están bien cuidados por lo que tendremos que estar atentos para sacar las ideas más interesantes.

Lo que descubrimos en Quiero ser como Beckham es la vocación como un sueño, un sueño casi imposible y con muchas dificultades para llevarlo a cabo. Un sueño compartido entre dos adolescentes, Jess y Jules, pero con expectativas diversas y problemas diferentes.

Jess es una adolescente india que vive en Londres. Su ídolo es Beckham, algo que sus padres no comprenden. Tiene la habitación repleta de sus fotos y el habla de la misma manera que si le estuviera rezando. La inminente boda de su hermana, hace que en la familia cambie su rol: ya no es una niña y debe aprender a comportarse como una mujer. El problema para Jess es que ella no se interesa todavía por los chicos y lo que le gusta es jugar al fútbol, cos que hace muy bien, pero que sus padres no aceptan y los amigos sólo toleran. Jess parece que se ha equivocado. Le gusta un “deporte de chicos” y además el condicionamiento de su cultura india va a jugar un papel serio en la historia.

Jules es la otra protagonista. Ella juega en un equipo de chicas y también en casa tiene problemas. Aunque su padre la apoya, su madre se esfuerza con hacer de su hija una chica “más femenina”, algo que no concuerda con el fútbol. El sueño de Jules es jugar en la liga profesional que hay en Estados Unidos siguiendo los pasos de su ídolo, la estrella estadounidense Mia Hamm.

Un día Jules ve jugar en el parque a Jess y la invita a hacer una prueba en su equipo femenino. Para Jess se le abre un horizonte impensable y completamente nuevo. La relación entre las dos se irá desarrollando de tal forma que Jules contagia Jess su mismo sueño, el de jugar de manera profesional.

Sin embargo para Jess ese sueño suena a algo imposible por los prejuicios de su cultura. Como a sus padres no le gusta que juegue el fútbol y menos en un equipo profesional, se verá obligada a mentir una y otra vez. Y una y otra vez será descubierta por ellos. Y así se van sucediendo varias historias a lo largo de la película. Jess se pregunta porqué tiene que mentir, pero parece que no le queda otra alternativa si quiere alcanzar su sueño.

Incluso el entrenador ha intentado convencer a los padres de Jess. Pero el diálogo no es fácil porque en el fondo hay un choque de culturas: la europea y la india (que también se ve un poco en el vestuario del equipo). El padre le recuerda a Joe que Jess debe respetar a los mayores y no quiere que le de falsas esperanzas. Como reconoce Jess, el fútbol aleja a sus padres de todo lo que conocen. Este tema cultural lo desarrolla con mucho interés Gurinder Chada.

El gran problema de la película aparece cuando la gran final se juega precisamente el día de la boda de la hermana de Jess. Pero no es un partido más. En él estará un ojeador que podría hacer que su sueño se haga realidad. Pero para Jess ya no hay elección. Se ha rendido. Y hablando con Joe la víspera de la boda reconoce: “siempre que me convenzo que no puedo seguir, tú haces que me perezca muy fácil”. Y cuando parece que ya no hay salida, el padre, para conseguir que su hija sonría en el día de la boda, le permite ir a jugar la segunda parte del partido.
El guión se encarga de hacer el resto para que todo tenga un final feliz. La imagen de las dos hermanas en lo alto (una en la boda y otra en el partido) es muy elocuente. Y cuando su hermana le comenta que lo que ha vivido (la boda) es lo más grande, Jess responde diciendo que ella quiere algo más que eso. Tiene otros sueños, otras esperanzas.

Finalmente el padre, que ya sufrió las consecuencias del rechazo cultural, no quiere que a su hija le pase lo mismo, por lo que la dejará ir a los Estados Unidos a jugar finalmente al fútbol.

El guión desarrolla también el enamoramiento de los adolescentes, en concreto, el enamoramiento del “chico prohibido”, con lo que llevará a la discusión y al ruptura de la amistad entre las chicas. Pero es algo que consideramos secundario para nuestro tema.

En Quiero ser como Beckham, podemos trabajar muchos elementos vocacionales. Encontramos la idea del sueño, un ideal al que se aspira con toda el alma. Es un deseo que nace de las capacidades y dones que uno tiene (en este caso para jugar al fútbol). Es un sueño que se comparte, como es la invitación de Jules a Jess. Si ese encuentro no se hubiera producido, Jess se hubiese quedado jugando en el parque y después seguiría los pasos de su hermana. Podemos también descubrir la presencia de un modelo o ídolo, que en nuestro caso vocacional, no es otro que Jesús. El tema de la superación de las dificultades yendo en contra incluso de los padres, es también muy interesante, aunque hay que saber tratarlo bien en la vida real. En concreto, parece que el tema central de la película es el problema de si los hijos de los padres inmigrantes deben permanecer fieles a sus tradiciones o integrase en la sociedad que les acoge. Por ello, Quiero ser como Beckham es una película de superación personal y cultural.

Esta divertida y entrañable historia de ilusiones viene a demostrar que la fórmula clásica del viaje del héroe de andar por casa, que lucha contra la adversidad, sigue siendo capaz de seducir al espectador, cansado de espectacularidad y deseoso de emociones de diario” (Tomado de Alberto Fijo).

4.Materiales para trabajar la película.

4.1.Ver y analizar

  • Describe los personajes principales, Jess y Jules.
  • ¿Cuáles son sus sueños? ¿sus ídolos?
  • ¿Cuáles son las dificultades que las dos encuentran en sus familias? ¿Cómo intentarán resolverlas?
  • ¿Qué papel juegan los amigos/as y el entrenador?
  • ¿Qué es lo que quiere transmitir la directora con esta película?
  • ¿Qué otro título le pondrías a la pelicula?

4.2.Nos interpela

  • ¿Cuáles son tus sueños en tu vida? ¿Qué te gustaría ser?
  • ¿Quiénes son tus modelos, con quienes te identificas?
  • ¿Qué capacidades tienes para realizar tu sueño?
  • ¿Has compartido con alguien tu sueño? ¿Cómo han reaccionado?
  • ¿Qué dificultades encuentras para llevar a cabo tu sueño?
  • ¿Quién puede ayudarte a superarlas?
  • ¿Qué mensaje te dirige Dios con esta película?

4.3.Oramos

  • Canto adaptado y conocido por el grupo
  • Los portadores de sueños

En todas las profecías
está escrita la destrucción del mundo.
Todas las profecías cuentan
que el hombre creará su propia destrucción.
Pero los siglos y la vida
que siempre se renueva
engendraron también una generación
de amadores y soñadores,
hombres y mujeres que no soñaron
con la destrucción del mundo,
sino con la construcción del mundo
de las mariposas y los ruiseñores.
Desde pequeños venían marcados por el amor.
Detrás de su apariencia cotidiana
Guardaban la ternura y el sol de medianoche.
Las madres los encontraban llorando
por un pájaro muerto
y más tarde también los encontraron a muchos
muertos como pájaros.
Estos seres cohabitaron con mujeres traslúcidas
y las dejaron preñadas de miel y de hijos verdecidos
por un invierno de caricias.

Así fue como proliferaron en el mundo los portadores sueños,
atacados ferozmente por los portadores
de profecías habladoras de catástrofes.
los llamaron ilusos, románticos, pensadores de utopías
dijeron que sus palabras eran viejas
y, en efecto, lo eran porque la memoria del paraíso es antigua
en el corazón del hombre.
Los acumuladores de riquezas les temían
lanzaban sus ejércitos contra ellos,
pero los portadores de sueños todas las noches
hacían el amor
y seguía brotando su semilla del vientre de ellas
que no sólo portaban sueños sino que los
multiplicaban
y los hacían correr y hablar.
De esta forma el mundo engendró de nuevo su vida
como también había engendrado
a los que inventaron la manera
de apagar el sol.
Los portadores de sueños sobrevivieron a los climas gélidos
pero en los climas cálidos casi parecían brotar por
generación espontánea.
Quizá las palmeras, los cielos azules, las lluvias torrenciales
tuvieron algo que ver con esto.
La verdad es que como laboriosas hormiguitas
estos especímenes no dejaban de soñar y de construir
hermosos mundos,
mundos de hermanos, de hombres y mujeres que se
llamaban compañeros,
que se enseñaban unos a otros a leer, se consolaban
en las muertes,
se curaban y cuidaban entre ellos, se querían, se ayudaban
en el arte de querer y en la defensa de la felicidad.

Eran felices en su mundo de azúcar y de viento
de todas partes venían a impregnarse de su aliento
de sus claras miradas
hacia todas partes salían los que habían conocido
portando sueños
soñando con profecías nuevas
que hablaban de tiempos de mariposas y ruiseñores
y de que el mundo no tendría que terminar en la hecatombe.
Por el contrario, los científicos diseñarían
puentes, jardines, juguetes sorprendentes
para hacer más gozosa la felicidad del hombre.
Son peligrosos
-imprimían las grandes rotativas
Son peligrosos
-decían los presidentes en sus discursos
Son peligrosos
-murmuraban los artífices de la guerra.
Hay que destruirlos
-imprimían las grandes rotativas
Hay que destruirlos
-decían los presidentes en sus discursos
Hay que destruirlos
-murmuraban los artífices de la guerra.
Los portadores de sueños conocían su poder
por eso no se extrañaban
también sabían que la vida los había engendrado
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías
y por eso defendían su vida aún con la muerte.

Por eso cultivaban jardines de sueños
y los exportaban con grandes lazos de colores.
Los profetas de la oscuridad se pasaban noches
y días enteros
vigilando los pasajes y los caminos
buscando estos peligrosos cargamentos
que nunca lograban atrapar
porque el que no tiene ojos para soñar
no ve los sueños ni de día, ni de noche.
Y en el mundo se ha desatado un gran tráfico de sueños
que no pueden detener los traficantes de la muerte;
por doquier hay paquetes con grandes lazos
que sólo esta nueva raza de hombres puede ver
la semilla de estos sueños no se puede detectar
porque va envuelta en rojos corazones
en amplios vestidos de maternidad
donde piesecitos soñadores alborotan los vientres
que los albergan.
Dicen que la tierra después de parirlos
desencadenó un cielo de arcoiris
y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.
Nosotros sólo sabemos que los hemos visto
sabemos que la vida los engendró
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías.
(Gioconda Belli)

Momento para hacer ecos de este poema y hacer resonar su mensaje.

  • Palabra de Dios Is 2, 1-5
  • Momento de silencio para intervenir y compartir la reflexión sobre la película a la luz de la Palabra de Dios proclamada.
  • AMAR A TODOS

Señor, enséñanos,
a no amarnos a nosotros mismos,
a no amar solamente a nuestros amigos,
a no amar sólo a aquellos que nos aman.
Enséñanos a pensar en los otros
y a amar, sobre todo, a aquellos
a quienes nadie ama.
Concédenos la gracia de comprender que,
mientras nosotros vivimos una vida demasiado feliz,
hay millones de seres humanos,
que son también tus hijos y hermanos nuestros,
que mueren de hambre,
que mueren de frío,
sin haber merecido morir de frío…
Señor, ten piedad de todos
los pobres del mundo.
Y no permitas, Señor,
que nosotros vivamos felices en solitario.
Haznos sentir la angustia
de la miseria universal,
y líbranos de nuestro egoísmo. Amén
(R. Follereau).

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador Arquero

Puedes ver aquí el trailer de la película (en inglés)

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply