Shrek

Shrek, 9.0 out of 10 based on 1 rating

1.Ficha técnica

Dirección: Andrew Adamson y Vicky Jenson.
País:
USA.
Año: 2001.
Tipo: Animación.
Voces versión original: Mike Myers (Shrek), Eddie Murphy (The Donkey), Cameron Diaz (Princesa Fiona), John Lithgow (Lord Farquaad), Vincent Cassel (Monsieur Hood).
Guión: Ted Elliott, Terry Rossio, Joe Stillman y Roger S.H. Schulman; basado en el libro de William Steig.
Producción: Jeffrey Katzenberg, Aron Warner y John H. Williams.
Coproducción: Ted Elliott y Terry Rossio.
Música: Harry Gregson-Williams y John Powell.
Montaje: Sim Evan-Jones.
Diseño de producción: James Hegedus.
Dirección artística: Guillaume Aretos y Douglas Rogers.

2.Sinopsis

Había una vez en un pantano muy lejano un ogro cascarrabias llamado Shrek, cuya preciada soledad se ve imprevistamente convulsionada por una invasión de molestos personajes de cuentos. Le aparecen ratones ciegos en la comida, un lobo grande y malo en la cama, tres chanchitos que no tienen dónde ir, y muchos más, todos ellos expulsados de su reino por el malvado Lord Farquaad. Decidido a devolverlos a su reino, y salvar el suyo de intrusos, Shrek hace un arreglo con Farquaad, y parte en rescate de la bella Princesa Fiona, con quien Farquaad se casará. En la misión lo acompaña un burro sabelotodo, que está dispuesto a hacer cualquier cosa por Shrek… menos callarse la boca. Rescatar a la princesa del dominio de un dragón que lanza fuego por la boca puede llegar a ser el menor de sus problemas cuando se revele un secreto oscuro y profundo que la Princesa ha estado guardando durante mucho tiempo…

3.¿Porqué “Shrek” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

Shrek es la típica película que nos facilita la reflexión sobre algunos aspectos básicos de la antropología de la vocación. Es decir, hay una serie de elementos que nos permiten hablar de una persona madura, esos elementos constituyen la basa para el desarrollo posterior de la vocación. Además, es un film muy bien hecho que agrada tanto a los grandes como a los más jóvenes, por lo que recomendamos su utilización con todos los públicos.

El problema de fondo sobre el que gira la película es la identidad personal que parte de un autoconocimiento que nos lleve a la aceptación de nosotros mismos. Este proceso de aceptación personal lo recorren los dos protagonistas aunque cada uno a su manera: el ogro Shrek y la princesa Fiona.

Efectivamente Shrek es un ogro, y ser ogro significa ser rechazado por todos, incluso ser perseguido, dar miedo y asustar. Nadie quiere a un ogro. El problema de Shrek es que él mismo tampoco se quiere, es decir, se ha acomodado en su papel de ogro y, en cierto modo, le gusta. Se ha vuelto egoísta, solitario y odioso. No acepta la compañía de nadie porque todos le molestan. Pero la verdad es que él mismo se engaña: “es el mundo el que tiene un problema conmigo”, dice excusándose. Pero también se sincera y sabe que el mundo no le conoce y se atreve a juzgarle por su apariencia.  Sin embargo, su problema es que con su manera de actuar refuerza la idea que los demás tienen de él, a pesar de tener un buen corazón.

Como nos dice Ramiro Villani, Shrek “es un ogro tan temido como solitario, que defiende su individualidad a rajatablas, principalmente en lo que a privacidad se refiere. Con carteles del tipo “Cuidado, ogro suelto” ha creado una efectiva barrera que lo mantiene a distancia de la sociedad. Y cuando un burro parlanchín intenta unírsele, el ogro demuestra su exaltación y rechazo con un reconocible discurso en defensa de la propiedad privada”.

Por otro lado tenemos a Fiona, una princesa muy especial que espera a su enamorado y su primer beso de amor. Su problema es que no acepta la realidad como es. Cuando es rescatada por Shrek no para de decir “tendrías que…”, para terminar decepcionada (“esperaba un príncipe de verdad”). Ella parece seguir un guión que no corresponde con la vida real, le gustaría que todo fuera como ella se lo había imaginado. Pero esto no es sino la expresión de su drama interior: presa de un hechizo tiene una identidad diferente según sea de día o de noche. Así pasa de ser una bella princesa a ser una princesa ogro sin saber quién es realmente. Por eso se oculta, porque tiene miedo de ser rechazada por los demás.

El giró del guión lo da cuando una noche Fiona escucha escondida lo que realmente siente Shrek. Efectivamente el viaje le hace cambiar de actitud respecto a sí mismo y a los demás, y va desvelando sus capas.  Entonces Fiona se da cuenta de que no hay tanta diferencia entre uno y otro. Los dos sienten lo mismo: no se aceptan como son, tan diferentes a los demás, y por eso viven en el temor y en el refugio.

La cosa está en que nosotros, los hombres, somos como los ogros, es decir, tenemos capas, algo que el burro parlanchín no lograba entender. Las capas nos ayudan a protegernos de los demás y a encerrarnos en nosotros mismos, incapaces de expresar nuestros sentimientos. Pero el problema es aún más grave cuando las capas no nos permiten a nosotros mismos llegar al corazón de nuestra identidad.

Por todo ello, Shrek nos ayuda a reflexionar sobre valores antropológicos vocacionales como la necesidad de conocerse y aceptarse, lo cual implica también la serenidad de sentirse diferente de los demás (esto sirve también para los que han hecho una acción vocacional vista hoy a contracorriente de la sociedad). Esta aceptación y estima personal nos liberará de desempeñar un rol, un papel, una apariencia frente a los demás. Es un papel que muchas veces nos sirve como defensa al sentirnos atacados. En definitiva se trata de descubrir y vivir la libertad interior. Por eso, libre, aprenderemos a expresar nuestros sentimientos de una manera adecuada. Finalmente, sabremos aceptar también a los otros con sus diferencias.

Como conclusión recordar lo que Jeffrey Katzenberg, el gran jefe de la división de animación de DreamWorks, dice para definir el film como “una alegoría en la que podemos encontrar algo sobre nuestras propias vidas. Cada uno de nuestros personajes llega a comprender que hay algo maravilloso en ser del modo que uno es. Pienso que es verdad en el caso de todos nosotros: la gente que finalmente llega a conocernos y amarnos, ve lo valioso que hay dentro de nosotros. Ya seas una princesa, un burro, o incluso un gran, verde y apestoso ogro, puedes encontrar el amor y la felicidad.”

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Quién es Shreck? ¿Cómo ve le ven los demás? ¿Qué relación tiene con los otros? ¿Por qué Shreck es así?
  • ¿Qué expectativas tiene Fiona con respecto a la vida? ¿Qué le hace cambiar?
  • ¿Qué aporta a Shrek el viaje?
  • ¿Qué ha tenido que darse para que al final sea posible el beso de amor?
  • ¿Cómo se desarrolla en la película la idea de que “un ogro es como una cebolla”?

4.2.Nos interpela

  • ¿En qué sentido te descubres como una cebolla, envuelto en capas?
  • ¿De qué o de quién te proteges en tu vida?
  • ¿De qué manera expresas tus sentimientos?
  • ¿Qué aspectos de tu vida no terminas de aceptar y te hacen sentirte acomplejado o avergonzado?
  • ¿Quién te puede ayudar para ir abriéndote a los demás?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo
  • SALMO EN BUSCA DE LIBERTAD

Sálvanos, Señor, que se acaba la lealtad, que desaparece la sinceridad entre los hombres: no hacen más que mentirse unos a otros, sus palabras son engañosas y halagadoras, hablan con segundas intenciones en su corazón.

Sus periódicos están llenos de mentiras, y sirven a los intereses de unos pocos. Nos aturden con los anuncios de sus productos, y ofrecen la felicidad que no pueden dar.

En la lengua tienen puesta su valentía. Confían en sus labios y quieren esclavizarnos. Pero Tú, Señor, has visto la opresión del humilde, y oyes el lamento del pobre sin defensa.

Levántate y líbranos de sus cadenas, no dejes que nos engañen sus anuncios y promesas. Tus palabras sí que son palabras auténticas, como plata limpia y refinada. Tú nos guardarás, Señor,

nos librarás para siempre de esa gente, de aquellos que sólo buscan su interés, de los que han hecho de la palabra el arte de engañar a sus iguales.

Yo quiero ser libre. Y amo la libertad;
Libre en busca de nuevas ideas para mis sueños.
Libre, como protagonista de nuevos proyectos;
como alguien que ya no es niño y quiere ser hombre.
Libre, como alguien que tiene sus razones y quiere decirlas;
como alguien que no necesita indicadores de camino.
Libre, como alguien que ya se siente responsable;
como alguien que
ha estrenado libertad.
Señor, ¿no es tu Evangelio un canto al corazón libre?

Ayúdame, Señor, a buscar mi rostro,
a descubrirme por dentro,
a aceptarme como en realidad soy.
Ayúdame, a aguantar mis miedos,
mis inseguridades,
a superar mis fracasos
y salir de mis derrotas.
Ayúdame a seguir adelante y no volver atrás,
a superar mis desánimos
y mis desilusiones.
Ayúdame a saber comenzar cada día: ¡ siempre !

Tú, Jesús, eres como la roca firme junto al mar,
eres como la raíz fuerte
que aguanta el árbol.
eres como el manantial
que alimenta el río,
eres como cantimplora
en pleno desierto.
Tú, Jesús, eres la fuerza, el apoyo que necesito
Señor Jesús, no quiero quedarme encerrado en mí mismo;
rompe mi caparazón, derriba mi muro, y sé para mí Puente, ese Puente que necesito para pasar del cerco de mis amarras a la libertad de un corazón nuevo
y lleno de vida.

Un corazón libre, puro, limpio y transparente crea en nosotros, Señor, para poder ver tu rostro.
Un corazón humilde, manso y fraterno, crea en nosotros, para que tu presencia se haga fiesta gozosa en nuestra marcha.

  • Momento de silencio para hacer algunos ecos del salmo.
  • Palabra de Dios Col 3,12-17
  • Momento para meditar la Palabra de Dios desde las claves analizadas de la película.
  • Oración:

NOS HAS CREADO DIFERENTES
Te damos las gracias, Padre nuestro,
por habernos creado tan diferentes.
Te alabamos porque nos ha cabido en suerte
descubrirnos unos a otros
y experimentar la dicha del encuentro.
Tú nos has proporcionado la oportunidad
de completarnos.
Por encima de todo te pedimos
que en lo que nos hace diferentes
florezca la unidad.
Descúbrenos cómo nos reúnes
en Jesucristo, que es uno contigo
y nosotros en él.
(F.Chabneau)

  • Oración por los jóvenes

¡Padre Santo! te pedimos por los jóvenes,
que son la esperanza del mundo.
no te pedimos que los saques de la corrupción
sino que los preserves de ella.

¡Padre! No permitas que se dejen llevar
por ideologías mezquinas.
que descubran que lo más importante
no es ser más, tener más, poder más,
sino servir más a los demás.

¡ Padre! Enséñales la verdad que libera,
que rompe las cadenas de la injusticia,
que hace hombres y forja santos.

Por en cada uno de ellos, un corazón universal
que hable el mismo idioma,
que no vea el color de la piel,
sino el amor que hay dentro de cada uno.

Un corazón que a cada hombre le llame hermano,
Y que crea en la ciudad que no conoce las fronteras,
Porque su nombre es universo, amistad, amor, Dios.
¡ Padre Santo! Cuida a nuestros jóvenes.

Amén.

(Lorenzo González Kipper)

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador

Puedes ver aquí el trailer de la película (en inglés)

 

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply