Un sueño posible

1.Ficha técnica

Dirección: John Lee Hancock.
País: USA.
Año: 2009.
Duración: 123 min.
Género: Drama
Interpretación: Sandra Bullock (Leigh Anne Tuohy),Tim McGraw (Sean Tuohy), Quinton Aaron (Michael Oher), Kathy Bates (Sra. Sue), Jae Head (S.J. Tuohy), Lily Collins (Collins Tuohy), Ray McKinnon (Burt Cotton), Kim Dickens (Sra. Boswell), Catherine Dyer (Sra. Smith).
Guión: John Lee Hancock; basado en el libro “The blind side: Evolution of a game” de Michael Lewis.
Producción: Broderick Johnson, Andrew A. Kosove y Gil Netter.
Música: Carter Burwell.

2.Sinopsis

Basada en hechos reales. Michael Oher, un joven negro sin hogar, es acogido por una familia blanca, dispuesta a darle todo su apoyo para que pueda triunfar tanto como jugador de fútbol americano como en su vida privada. Por su parte Oher también influirá con su presencia en la vida de la familia Touhy. (FILMAFFINITY)

3.Reflexión vocacional

Para situarnos adecuadamente ante esta película debemos tener en cuenta dos cosas.  La primera es que Un sueño posible está basada en la novela The blind side de Michael Lewis, que está inspirada a su vez en la vida real de Michael Jerome Willians Jr, que llegó a ser un jugador importante de fútbol americano. La segunda hace referencia al título original que no tiene nada que ver con el pésimo que le han puesto en la versión española. La expresión “The blind side” (lado ciego) del fútbol americano, se refiere al ángulo muerto por el que el quarterback (el jugador que lanza el pase) queda al descubierto y muy vulnerable. Este lado ciego debe ser protegido por el tackle izquierdo, que es el rol que desempaña nuestro protagonista Michael Oher. Para los que no somos muy entendidos en el  fútbol americano, los primeros minutos del metraje nos ayudan a comprender lo importante que es este jugador.

En líneas generales podríamos decir que esta película nos ofrece una típica historia americana de superación personal en torno al deporte, historias que suelen ser muy emotivas e inspiradoras. Sin embargo Un sueño posible es mucho más que eso. Primero porque la propuesta de John Lee Hancock se centra mucho más en la evolución dramática de los personajes que en la mejora de las habilidades deportivas. Y segundo, porque la dimensión espiritual de la familia Tuohy juega un papel discreto, pero determinante, en todo la historia. Veamos cómo evolucionan los dos personajes centrales: Michael y Leigh Anne.

Michael es un chico grandullón que no tiene siquiera nombre. Le llaman “Big Mac” y no le gusta. No tiene historia, no tiene pasado, no tiene a nadie. Su madre le enseñó a cerrar los ojos cuando se drogaba, y esto se ha convertido en una actitud ante los problemas de la vida. Su especial capacidad para olvidar es lo que le permite sobrevivir. Sin embargo tiene también otra capacidad: un gran instinto de protección. Será este instinto y no las solas cualidades físicas, lo que le haga dar un salto de calidad, no solo en el deporte, sino también en la vida. Efectivamente este instinto se convertirá en un don, una vocación, para ofrecer su protección a quienes la necesiten.

El hecho de ser acogido por Leigh Anne y los Tuohy le hará crecer y madurar, humanizarse. Michael descubre entonces las relaciones humanas que no había conocido hasta entonces. La relación materno-filial que desarrolla con Leigh Anne es de lo más interesante de la película. Mejora sus capacidades intelectuales, aprende a confiar en los demás, a dejarse ayudar, a diferenciar entre el valor y el honor. Pero sobre todo, aprenderá al final a decidir por sí mismo, a ser una persona responsable de su propia vida.

Leigh Anne es la madre de una familia cristiana a la que no le sobra ni el dinero ni las comodidades. Sin embargo es una persona especialmente sensible a los demás, diríamos que es una persona compasiva, capaz de sentir y ponerse en el lugar del otro hasta el punto de hacerse cargo de sus problemas. Ha tomado la decisión de acoger a Michael en su casa, algo que ha compartido con su marido y sus hijos, de tal manera que es toda la familia la que acoge a Michael como uno más. Esta opción que no ha sido comprendida en su círculo de amigas, le ha cambiado la vida. Leigh Anne ha aprendido a abrir los ojos a una realidad de la ciudad en la que lleva viviendo toda su vida y donde nunca se le había ocurrido acercarse; ha aprendido a conocer a una persona más allá de los prejuicios y estereotipos sociales, a sentirse vulnerable y necesitada de protección, y a la vez, a asumir el papel de “madre coraje”. Sin embargo, a pesar de todo esto, se cuestiona sobre las verdaderas motivaciones de lo que hace buscando hacer siempre lo mejor.

Un sueño posible es una película que nos puede ayudar a trabajar algunos aspectos vocacionales. Destacamos sobre todo: las motivaciones, la toma de decisiones, la maduración personal, la aceptación de sí, la confianza, el amor, la fe…

 

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Quién es Michael Oher? ¿Cómo va evolucionando a lo largo de la película?
  • ¿Cómo va cambiando su madre, Leigh Anne?
  • ¿Qué decisiones tienen que tomar Michel Oher y Laigh Anne? ¿Cómo lo hacen? ¿Qué motivaciones tienen?
  • ¿Cómo es el clima cristiano de la familia Tuohy? ¿Cómo se manifiesta en la película?
  • ¿Qué te sugiere el título original The blind side (el lado ciego)?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la película? ¿Por qué?
  • ¿Qué experiencia tienes en tu vida de sentirte guiado y estimulado por otra persona?
  • ¿Te has sentido alguna vez presionado por otros para tomar una decisión importante? ¿Qué has hecho al final?
  • ¿Qué puede significar en tu vida tener el “instinto de protección”? ¿Cómo puedes cultivarlo?
  • ¿A quién has ayudado para que crezca y madure? ¿Por qué lo has hecho? ¿Qué ha significado para ti esta experiencia?
  • ¿De qué manera tu fe te orienta en las decisiones de cada día y en las grandes opciones de tu vida?

4.3.Oramos

  • Canto
  • Oración: TU EVANGELIO ES TERRIBLE

Cristo,
he oído predicar tu Evangelio
a un sacerdote
que vivía el Evangelio.
Los pequeños, los pobres,
quedaron entusiasmados;
los grandes, los ricos,
salieron escandalizados,
y yo pensé que bastaría predicar
sólo un poco el Evangelio
para que los que frecuentan las iglesias
se alejaran de ellas
y para que los que no las frecuentan
las llenaran.
Yo pensé que era una mala señal
para un cristiano
el ser apreciado por la “gente bien”.
Haría falta – creo yo –
que nos señalaran con el dedo
tratándonos de locos y revolucionarios.
Haría falta – creo yo – que nos armasen líos,
que firmasen denuncias contra nosotros,
que intentaran quitarnos de en medio.
Esta tarde, Señor, tengo miedo,
tengo miedo porque sé
que tu Evangelio es terrible:
es fácil oírlo predicar,
es todavía fácil no escandalizarse de él,
pero vivirlo…
vivirlo es bien difícil.
(Michel Quoist)

  • Palabra de Dios 1Sm 3, 1-10, la vocación de Samuel
  • Reflexión personal.
  • Momento para compartir y hacer peticiones espontáneas
  • Oración

Nos refugiamos en ti, Jesús,
nosotros, cansados y agobiados,
para que tus nos alivies.

Traigo en el silencio de mi plegaria
la voz y la presencia de todos
los cansado y agobiados
para que, Jesús, los alivie.

Hago comunidad con todos los obreros,
los que buscan trabajo, los enfermos psiquicos,…
entrelazo mis manos con todos ellos,
que andan derrotados y sin aliento.

Me refugio en ti, Jesús,
y en ti encuentro alivio y fortaleza;
en la simplicidad de tu corazón
encuentro luz y horizonte;
tu yugo será para mi escuela de libertad,
y tu acogida me envía a la tarea calmosa y continua.

Jesús, amigo de cansados y agobiados,
amigo mío,
tu que me revelas el corazón de Dios,
a ti acudo cansado y agobiado.
(parafraseando a M.Regal, Co Evanxelio pola man, pp 243-244)

Preparado por Carlos Comendador

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply