Visión. La vida de Hildegarda de Bingen

1.Ficha técnica

Título original: Vision. Aus dem leben der Hildegard Von Bingen.
Dirección y guión: Margarethe Von Trotta.
Países: Alemania y Francia.
Año: 2009.
Duración: 110 min.
Género: Drama.
Interpretación: Barbara Sukowa (Hildegard Von Bingen), Heino Ferch (Volmar), Hannah Herzsprung (Richardis Von Stade), Alexander Held (abad Kuno), Lena Stolze (Jutta), Sunnyi Melles (madre de Richardis), Paula Kalenberg (Klara), Mareile Blendl (Jutta Von Sponheim).
Producción: Markus Zimmer.
Música: Chris Heyne.
Fotografía: Axel Bloque.
Montaje: Dietz Corina.
Dirección artística: Heike Bauersfeld.
Vestuario: Ursula Welter.
Distribuidora: Karma Films.

2.Sinopsis

Biografía de Hildegarda Von Bingen, quién desde muy niña tiene visiones en las que Dios le pide que de a conocer al mundo sus mensajes. Con la muerte de Jutta, su  mentora, la joven se horroriza al ver los signos de la auto-flagelación en el cuerpo de su maestra y se promete a sí misma cambiar las formas y reglas de la orden. El Papa desde un principio la cree y le permite publicar por escrito sus visiones. A partir de este momento, la vida de Hildegarda dará un nuevo giro. Se le permite construir su propio convento y separarse de los monjes benedictinos e inventar un revolucionario y humanista enfoque de la devoción cristiana. Compositora, científica, médico, escritora, poetisa, mística, filósofa, política, activista ecológica… Una mujer adelantada a su tiempo, cuya fama, antes y en la actualidad, traspasó los muros del convento.

3.¿Por qué “Visión” es una película vocacional? Apuntes para el animador

Cuando presentamos la vida de un santo llevada a la pantalla puede parecernos fácil ofrecerla como modelo vocacional. Pero ¿qué tiene que decir una santa del siglo XII a un joven de hoy? Mucho, porque la vida del Espíritu es siempre actual. Sin embargo en este caso es necesaria la ayuda de alguien para poder ir al centro y a lo fundamental y así superar el hueco histórico-cultural.

La directora Margarethe Von Trotta sigue en su línea de personajes femeninos de anteriores películas, para centrarse ahora en Santa Hildegarda de Bingen, una mujer extraordinaria para su tiempo. Sin embargo su propuesta es irregular. Aunque tiene muchos aciertos estéticos y de puesta en escena, falla en un guión que nos cuente una verdadera historia. A este respecto esto es lo que nos dice Julio Rodríguez Chico: : Visión” goza de una rigurosa reconstrucción histórica, pero adolece de falta de alma y sentimiento humano, de intimismo espiritual y matización de los caracteres. Una cinta irregular y poco conmovedora, pero artísticamente conseguida”.

Lo que nos falta pues es una historia, un conflicto. Al guión le falta un hilo conductor, porque se queda algo lento, soso y aburrido. Asistimos prácticamente a una narración de episodios que se suceden uno tras otro. Por eso señalamos a modo de pinceladas algunos aspectos que consideramos interesantes de Santa Hildegarda.

  • Ella fue una mujer que rompió moldes. Es muy llamativa su vasta formación que abarcaba casi todos los campos del saber. Fue una humanista que compaginaba lo humano y lo divino.
  • Desde pequeña recibió un don de Dios: unas visiones. Más tarde recibió la misión de ponerlas por escrito. Y a ello se consagró.
  • Estos dos aspectos la hacen salirse de lo normal. Por eso tendrá que enfrentarse a clérigos y costumbres de su época. Ante estas dificultades mostrará ser una mujer muy segura de sí misma y también libre. Si no hubiera sido así, se hubiera hundido.
  • Encontramos en su vida que se compagina la mística (las visiones) con la acción, hasta tal punto que llega a salir del convento para convertirse en predicadora, algo impensable para una mujer de su época.
  • Todo ello la permitió convertirse en una reformadora de la Iglesia, precisamente en una época de grandes turbulencias.
  • Pero en todo momento, Santa Hildegarda fue una mujer “eclesial”, es decir, no hizo nada por su cuenta. Siempre buscó apoyo y orientación en la Iglesia, en vistas a hacer un adecuado discernimiento de lo que sentía en su interior. Por ejemplo, cuando acude a Bernardo de Claraval buscando orientación sobre sus visiones.
  • La película también nos presenta a una Hildegarda orgullosa, con sentido posesivo y con ciertas reacciones fuertes. Pero esto nos sirve para darnos cuenta una vez más que los santos no son criaturas angelicales, sino que se van haciendo santos por la gracia de Dios y a partir de las propias miserias.

Ofrecemos dos materiales complementarios para el animador:

Sugerimos al animador presentar antes del visionado la figura de Santa Hildegarda, sobretodo a partir de las catequesis del Papa. Así el debate posterior puede ser un poco más crítico con lo que la directora ha querido mostrarnos.

4.Materiales para trabajar la película.

4.1.Ver y analizar

  • ¿Qué aspectos de la personalidad de Santa Hildegarda aparecen mejor reflejados en la película? ¿Cuáles aparecen más deficientes?
  • ¿Cuáles son las acciones que resultan más novedosas para sus contemporáneos?
  • ¿Cuáles son las dificultades que tiene que superar? ¿Cómo lo hace?
  • ¿Cómo aparece en la vida de Hildegarda la unión entre la mística y la acción?
  • ¿Cómo se nos presentan sus “defectos”?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la persona de Santa Hildegarda?
  • ¿Qué frase de sus escritos te ha tocado más? ¿Por qué?
  • ¿Cómo compaginas en tu vida la mística y la acción?
  • ¿En qué sentido, al ejemplo de Santa Hildegarda, tú puedes ser alguien “extraordinario”? ¿Hasta dónde estás dispuesto para nadar a contracorriente?
  • ¿Dónde hay que reformar el mundo, la Iglesia? ¿Qué puedes hacer tú?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo.
  • ES HORA DE ASOMARSE AL INFINITO

Es hora de salir al balcón de la vida,
mirar el horizonte, despertar al alba
y sentirse llen@s de alegría.
Es hora de asomarse al infinito,
de anunciar y cantar, trabajar y proclamar
que es posible un mundo nuevo y distinto.
Es hora de entrar en la noche sin miedo
y ser sus testigos;
descubrir su presencia entre nosotr@s
fortaleciendo nuestras esperanzas y anhelos.
Es hora de romper los esquemas de siempre;
de escuchar las palabras del silencio;
gustar su presencia callada, confesar la vida,
andar por los desiertos y abrir nuevas sendas
por donde pueda llegar el Reino.
Es hora de iniciar caminos nuevos,
arriesgarlo todo,
apostar por Dios y su Reino.
Es hora de la Pascua, de Resurrección,
de brindar por la Vida Plena
que el Señor nos sigue trayendo,
para ensanchar nuestro corazón
y hacerlo más sensible y más fraterno. AMÉN

  • NUESTRAS TEMPESTADES

Jesús, Tú acompañas nuestro vivir cuando las aguas están calmadas
y todo va sucediendo en armonía, sin nada fuera de lo normal.
Tú estás aún más cerca de nosotros cuando de pronto surge una enfermedad,
un problema de trabajo, un conflicto de relación, un desencanto, una muerte…
Tú estás cuando las tempestades de la vida nos hacen sentir miedo,
se mueve nuestra barca y dudamos de tu presencia y de tu amor.
Tú, que conoces nuestras tormentas, nos tienes siempre envueltos en tu amor,
estás esperando que nos pongamos con confianza en tus brazos.
Tú sólo esperas que tengamos fe en ti,
que creamos, de verdad, que acompañas siempre nuestra vida,
y que en ti nuestro valor aumenta y nos llenas de fuerza,
para poder con todo lo que la vida nos depare,
Siempre que sepamos que vives dentro de nosostr@s,
que somos personas habitadas, impulsadas desde dentro por ti.
(Florentino Ulibarri)

  • Palabra de Dios 1 Jn 1, 1-4
  • Momento de silencio para meditar la Palabra de Dios a partir de la película.
  • ACTO DE AMOR A DIOS

Yo te amo, Dios mío y mi
único deseo es amarte
hasta el último momento de mi vida.
Te amo, Dios infinitamente amable
y prefiero morir amándote
a vivir un solo instante sin amarte.
Te amo, Señor, y la gracia que Te pido
es la de amarte eternamente.
Te amo, Dios mío, y deseo el cielo
Sólo para poder tener la felicidad de amarte
Con todas mis potencias.
Te amo, Dios mío, infinitamente bueno
y temo el infierno sólo porque ahí
no tendría jamás el dulce consuelo de amarte.
Dios mío, si mis labios no pueden decirte
a cada instante que Te amo,
quiero que mi corazón Te lo repita
cuantas veces yo respire.
Dios mío, dame la gracia
de que sufra por Tu amor
y de amarte en mi sufrimiento.
Te amo, mi Divino Salvador,
Porque Tú has sido crucificado por mí.
Te amo, Dios mío,
porque me tienes crucificado
para acercarme a Ti.
Amar a un hombre
Dios crucificado por nosotros,
Es amor de gratitud.
Amar a un Dios que nos crucifica
es amor generoso.
Dios mío, concédeme que muera por tu amor
Y conociendo que Te amo.
A medida que me acerque a la muerte,
dame la gracia de aumentar mi amor
y de perfeccionarlo. Amén.

(Santo Cura de Ars)

  • Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador

Puedes ver aquí el trailer de la película.

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply