Vivir para siempre

Vivir para siempre, 4.5 out of 10 based on 2 ratings

1.Ficha técnica

Título Original: Ways to Live Forever
Dirección: Gustavo Ron.
Países: España y Reino Unido.
Año: 2010.
Duracion: 95 min.
Género: Drama.
Interpretación: Robbie Kay (Sam), Ben Chaplin (Daniel), Emilia Fox (Amanda), Alex Etel (Félix), Phyllida Law (abuela), Natalia Tena (Annie), Greta Scacchi (Sra. Willis), Ella Purnell (Kaleigh).
Guión: Gustavo Ron; basado en el libro de Sally Nichols.
Producción: Martyn Auty y Javier Gazulla.
Música: César Benito .
Fotografía: Miguel Pérez Gilaberte.
Montaje: Juan Sánchez.
Diseño de producción: Jason Carlin.
Vestuario: Susannah Buxton.
Distribuidora: European Dreams Factory.

2.Sinopsis

A Sam, un niño de doce años, le apasionan las historias fantásticas. Quiere saberlo todo sobre ovnis y películas de miedo, aeronaves y fantasmas. También quiere saber qué se siente al tomar el primer trago de cerveza, al dar la primera calada a un cigarrillo y al besar a una chica. Quiere conocer las experiencias de los adolescentes, porque él seguramente no llegará a esa edad. Tiene leucemia, y aunque los adultos respondan ambiguamente a sus preguntas y eviten hablar de algunas cuestiones, él quiere conocerlo todo sobre la muerte. Dispuesto a averiguar las respuestas a las preguntas que nadie quiere contestar, decide escribir un libro, que es un diario personal, pero también una “investigación científica” llena de observaciones y reflexiones sobre sus inquietudes. (FILMAFFINITY)

3.¿Por qué “Vivir para siempre” es una película vocacional? Apuntes para el animador.

¿Cuál es el sentido de la muerte? ¿Cuál es el sentido de la vida? Son dos preguntas que van siempre juntas y que no podemos separar. Así nos lo muestra Gustavo Ron en esta película, basada en el libro de la cuáquera Sally Nicholls, titulado “Esto no es justo”, que ha sido un best sellers en muchos países y es libro de cabecera en las escuelas del Reino Unido.

Entonces cabe preguntarnos si Vivir para siempre es una película vocacional. Sí, respondemos, es una película profundamente vocacional, porque la primera vocación que todo hombre recibe de Dios es la de vivir y vivir en plenitud. Efectivamente, la obra de Gustavo Ron trata el tema de la leucemia infantil, pero lo hace desde una perspectiva vitalista, mostrando la lucha por vivir y hacerlo en las mejores condiciones posibles.

La película nos presenta cómo Sam, un niño de doce años con leucemia, vive su enfermedad y cómo se prepara para la muerte. Todas sus reflexiones las va plasmando en un videolibro con la idea de perpetuarse en él, como hacen los autores con sus obras.

La reflexión sobre la muerte gira en torno a las grandes preguntas que este misterio suscita en todo hombre. Pero ¿cómo lo vive un chico que tendría toda la vida por delante? Sam se pregunta: ¿porqué permite Dios que los niños enfermen?, ¿duele morirse?, ¿por qué tiene que morirse la gente?, ¿a dónde vas cuando te mueres?, ¿seguirá ahí el mundo cuando me vaya? Con estas preguntas de fondo, lo que más le desconcierta es la actitud de sus padres ante su enfermedad y su posible muerte. Parece que no estuvieran a la altura. Sam se encuentra sólo, no sabe con quién compartir las preguntas de su corazón. Sólo su amigo Félix, enfermo como él, puede entenderle aunque con una actitud mucho más crítica.

Ron consigue presentarnos una mirada a la muerte sin aspavientos ni frialdad ni lloriqueos, pero sí con humanidad y dulzura: esa es la intención del filme, alejarse tanto del realismo crudo como de la sensiblería vacua. Y lo consigue. Para ello, Ron se esfuerza en dar naturalidad a los diálogos entre niños y no poner en sus labios discursos pretenciosos ni moralejas paternalistas. La muerte se nos presenta como parta del ciclo vital.

La reflexión sobre la vida surge a partir de la invitación de la abuela de Sam a pensar en las cosas que les gustaría hacer antes de morir. Así los dos amigos hacen una lista de deseos, que para Sam son sólo deseos, no cosas reales. Pero a veces se trata de cosas simples que muestran el deseo de vivir y sentir como el adolescente que nunca llegarán a ser. Félix asumirá la misión de hacer que sus deseos se cumplan. En este sentido los dos niños intentan encontrar respuestas a aquellas grandes preguntas, mientras disfrutan de la vida, convirtiendo en una fascinante aventura cada uno de los pocos momentos que les quedan, pues es muy larga su lista de cosas que hacer antes de morir. En la cartelera de la película se puede leer: “Persigue tus sueños, cada minuto cuenta”. Y esta es la idea profunda: la de no desperdiciar ni un solo minuto de la vida que se nos ha dado como regalo, encontrando un sentido en las pequeñas cosas de cada día. Sólo así la vida y la muerte tendrán un sentido, sólo así se podrá descubrir que “las cosas son perfectas de principio a fin”.

Para terminar, valga este comentario de Jerónimo José Martín : “A lo largo de todo el guión se desarrolla una profunda reflexión sobre el sentido de la vida, la muerte y el sufrimiento —de clara inspiración cristiana—, así como una reivindicación de la alegría de vivir —en las antípodas del hedonismo materialista dominante— y una preciosa exaltación de la familia como núcleo de solidaridad y realización personal. En este sentido, cabe destacar el arco dramático del personaje del padre —muy bien interpretado por Ben Chaplin—, desde su incómoda pasividad inicial hasta el conmovedor desenlace”.

¿Qué elementos podemos entresacar para un debate vocacional? En primer lugar podemos reflexionar sobre el sentido de la vida y de la muerte. La vida es un don de Dios, un regalo. Y por ello es la primera vocación: Dios nos ha creado para vivir como hijos suyos. Cabe preguntarse entonces sobre la manera que tengo de vivir, sobre las ganas de vivir, si realmente aprovecho este don de Dios o lo estoy echando a perder.

Otro tema interesante es el de los deseos. Hay que preguntarse por los deseos que hay en el fondo de nuestro corazón. Y como sabemos que vamos a morir, aunque morir sea lo más impreciso del mundo, conviene reflexionar de vez en cuando sobre lo que nos gustaría hacer antes de que nuestra vida llegue a su fin. ¿Qué es lo que me gustaría haber hecho antes de morir? Pero más interesante aún es la actitud de Félix que también nos interpela: ¿qué puedo hacer yo para que se cumplan los deseos de los demás?

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Vemos y analizamos

  • ¿Por qué Sam hace un “video-libro”?
  • ¿Cómo vive Sam su enfermedad?
  • ¿Qué sentido da a su muerte?
  • ¿Porqué hacen una lista de deseos para realizar antes de morir?
  • ¿Qué te sugiere el título de la película “Vivir para siempre”? ¿Qué ha querido transmitir el director?

4.2.Nos interpela

  • ¿Qué significa para ti vivir?
  • ¿Qué sentido das tú a la muerte?
  • ¿Qué situaciones te quitan las ganas de vivir? ¿Por qué?
  • ¿En qué circunstancias estás desperdiciando la vida que Dios te ha dado?
  • ¿Cuáles son los deseos, los sueños, que te hacen vivir?
  • ¿Qué te gustaría hacer antes de morir? ¿Qué medios vas utilizar para realizarlo?
  • ¿Qué te sugiere Dios a partir de esta película?

4.3.Oramos

  • Canto apropiado y conocido por el grupo.
  • ME GUSTARÍA…

Me gustaría que alguien contase, en el día de mi muerte,
que traté de vivir en el servicio al prójimo.
Ese día quiero que podáis decir que traté de ser justo
y que quise caminar junto a los que actuaban en justicia,
que puse mi empeño en dar de comer al hambriento,
que siempre traté de vestir al desnudo.
Que dediqué mi vida a visitar a los que sufrían en las cárceles.
No tendré dinero para dejar cuando me vaya.
No dejaré tampoco las comodidades y los lujos de la vida;
porque todo lo que quiero dejar a mi partida
es una vida entregada.
Y eso es lo que os tengo que decir.
Si a alguien pude ayudar al encontrarnos a lo largo del sendero,
entonces mi vida no habrá sido en vano.
Si consigo llevar la salvación al mundo,
si consigo difundir el mensaje que enseñó el Maestro,
entonces mi vida no habrá sido en vano.
(Martin Luther King)

 

  • AL DIOS DE LA VIDA

Tú eres, Señor, un Dios de Vida,
un Dios de misericordia y bondad.
Reconocemos tu impulso creador
en el origen de todo lo que existe
y en el origen de nuestras vidas.
Y a lo largo de la historia y de nuestra historia,
sigues impulsando todo aquello
que hace a las personas vivir de forma más humana,
más fraterna y más gozosa.
Por eso te damos gracias y te bendecimos.

Tú nos has creado a tu imagen.
Nos sorprendemos al descubrirnos obra de tus manos,
al descubrir en nosotros
las semillas de tu ser de Padre-Madre:
nos has hecho capaces de crear, transmitir y potenciar la vida;
de acompañar su crecimiento con paciencia y ternura,
nos das un corazón misericordioso y compasivo
y nos llamas a vivir un amor gratuito y comprometido
como el tuyo.

Has puesto en nosotros algo de Ti que,
a través de nuestras vidas,
quieres hacer llegar a los demás:
en medio de nuestro mundo,
en la vida de nuestros hermanos y hermanas,
Tú nos envías a hacer presente
tu amor entrañable, cercano y liberador.

Nos llamas a ser personas libres, compasivas,
solidarias, testigos de esperanza;
hombres y mujeres de Dios,
hombres y mujeres de Espíritu,
que quieren seguir, muy de cerca, a Jesús.
Que viven la intimidad contigo,
que se nutren de tu amor,
que transparentan la vivencia gozosa
de tu presencia que nos anima.

Nos pides que nuestra vida entera hable de Ti,
en cada edad, tarea o situación que vivamos;
que digamos a la gente, con nuestra vida y actitudes,
que Tú les amas.
Tú nos has hecho colaboradores tuyos
en esta tarea de hacer crecer la Vida, de construir tu Reino.

Que como MARÍA,
la mujer que se dejó llenar por Ti
para entregarte al mundo,
permanezcamos siempre abiertos a tu amor
y sepamos hacer de nuestra vida don para los demás.
(Florentino Ulibarri)

  • Palabra de Dios Jn 6,51-58: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día”.
  • Tiempo para la reflexión personal. Se puede dar la posibilidad de compartir la reflexión a partir del debate sobre la película.
  • AL FILO DE LA LUZ

Y entonces vio la luz, la luz que entraba
por todas las ventanas de su vida
vio que el dolor precipitó la huida
y entendió que la muerte ya no estaba.
Morir sólo es morir. Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva.
Es cruzar una puerta a la deriva
y encontrar lo que tanto se buscaba.
Acabar de llorar y hacer preguntas;
ver el Amor sin enigmas ni espejos;
descansar de vivir en la ternura;
tener la paz, la luz, la casa juntas
y hallar, dejando los dolores lejos,
la Noche-luz tras tanta noche oscura.
(José Luis Martín Descalzo)

  • Padrenuestro

(Preparado por Carlos Comendador)

Pueves ver aquí el trailer de la película:
http://youtu.be/IzNAG14QAF4

GD Star Rating
loading...

No Comments

Leave a Reply